Saltar al contenido

Los mejores hervidores eléctricos de agua (teteras eléctricas o kettle)

Una de las preparaciones que quizás con más frecuencia solemos hacer son las infusiones, en promedio una o dos infusiones al día bebemos. Realizarlas es muy sencillo, pero que el café o el té nos queden tan bueno como el del bar, no es fácil.

El secreto muchas veces está en la temperatura del agua. Para ayudarnos a lograr infusiones exquisitas, los expertos han probado los hervidores eléctricos y elegido como favorito al hervidor [amazon link=»B008M6CW5K» title=»Russell Hobbs 18554″]. A ver si logramos que nuestro té, no tenga nada que envidiarle al de la tetería.

[amazon box=»B008M6CW5K» description=» «]

¿Por qué?

Lo ideal a la hora de preparar un té, café o cualquier otra infusión es prestar atención a la temperatura del agua. Si leemos las recomendaciones que nos hacen en los paquetes de los productos, siempre está indicada la temperatura ideal para preparar la infusión, evitando como en el caso del té, que las hebras se quemen y pierdan su calidad y verdadero sabor.

Si queremos hacer buenas infusiones, debemos tener en cuenta que cada una lleva su temperatura específica. No es lo mismo preparar un té verde, que un early grey o una manzanilla. Parece que no, pero en el sabor y en el color se nota si está bien preparado o no.

Para preparar biberones los hervidores son una herramienta estupenda, puesto que como calculan la temperatura del agua, nos brindan la seguridad de qué el biberón estará siempre listo a la temperatura necesaria para que el pequeño pueda beberlo. También existen calienta mamilas que tiene un uso bastante extendido.

Los hervidores eléctricos (también llamados teteras eléctricas o kettle) son muy veloces calentando el agua y su funcionamiento es muy sencillo, por eso son ideales para las mañanas en dónde preparase un buen desayuno a veces no es posible porque el tiempo apremia.

Muchas teteras emiten un silbido agudo e incluso molesto para algunas personas, con el fin de avisarnos que el agua está en su punto de ebullición; con los hervidores eléctricos nos evitamos este ruido molesto.

En general son muy livianos y transportables, por lo que los convierte en una buena opción para viajes.

A tener en cuenta

Lo primero el material, hay hervidores fabricados en plástico y otros en acero inoxidable. Si pensamos que el plástico puede ser tóxico, no hay evidencias en los hervidores eléctricos de plástico que los componentes del material puedan migrar al agua, pero es bueno que estén libres de BPA.

Dependiendo de la calidad, algunos hervidores de plástico pueden dar mal sabor al agua, sin llegar a ser tóxica. La mayoría son de plástico, y los de acero inoxidable suelen tener alguna pieza plástica (filtros, partes de la tapa, visor del nivel de agua). Mientras el plástico sea bueno, el resto ya es una cuestión de acabado, estética y durabilidad.

El ajuste de temperatura. En muchos modelos basta con bajar una pequeña palanca y cuando el agua entra en ebullición, ésta salta y ya tenemos el agua hervida. Lo bueno de otros modelos es que permiten regular la temperatura a la que queremos el agua.

En éste aspecto hay que poner en claro si buscamos celeridad o precisión: si buscamos un electrodoméstico que hierva el agua de forma rápida, o por el contrario, queremos un ayudante que nos permita realizar las infusiones a la temperatura adecuada.

Incluso hay modelos que permiten seleccionar temperaturas prefijadas o la posibilidad de elegir la cantidad de grados exacta; debemos evaluar entonces cuan precisa necesitamos que sea la temperatura del agua.

Una de sus grandes ventajas es la velocidad a la cual calientan el agua, entre 3 y 4 minutos o incluso menos, podemos tener el agua a punto y reducir tiempos de espera.

El mango de agarre, debe ser aislante porque estamos manipulando agua a temperaturas muy elevadas y necesitamos poder servirla en un recipiente. Siempre está la opción de una agarradera de tela o silicona, pero si estamos invirtiendo en un hervidor eléctrico, debe contemplar que su mango sea aislante.

¿Cuánta agua queremos hervir? La capacidad del hervidor generalmente viene indicada en una ventana con medidas impresas. Nos permite conocer su capacidad máxima, mínima y medir el nivel de agua que coloquemos.

No debemos sobrepasar nunca su medida máxima de llenado, porque al entrar en ebullición el agua puede derramarse y entrar en los circuitos del aparato. Tampoco es aconsejable, llenarlos por menos de su capacidad mínima. En general su capacidad es de 1 a 1,5 litros.

La mayoría de los hervidores tienen apagado automático, pero la cuestión es que una vez que se apaga, con el paso de los minutos la temperatura del agua comienza a descender. Si buscamos que la temperatura se mantenga, debemos contemplar que incluya la opción de mantener caliente el agua.

Para un correcto mantenimiento y limpieza es recomendable:

  • Si el agua es muy dura, cambiarla en cada uso para evitar que las durezas se queden ancladas en el filtro en el interior del hervidor.
  • Aun así, es recomendable desclasificarla de tanto en tanto. En el manual de uso está indicado como realizarlo, pero si no con el método de agua y vinagre o limón puede realizarse también.
  • Si el filtro es extraíble, cada cierto tiempo limpiarlo con un cepillo.
  • No utilices limpiadores abrasivos, ni estropajos que puedan rayarlo, ni lo introduzcas en el lavavajillas.

En su mayoría funcionan apoyados sobre una base de contacto conectada a la corriente eléctrica que los hace inalámbricos, aunque hay modelos en dónde la base y el hervidor están integrados. Si estamos pensando que mejor calentar agua en el micro o la vitro, un hervidor eléctrico suele ser mucho más eficiente en cuanto a potencia y vatios. Cuantos más vatios, mayor velocidad al calentar el agua y menor uso de energía, siendo lo ideal que el hervidor use alrededor de 3000 vatios.

Importante: Los hervidores de agua, tal como su nombre lo indica, están diseñados para contener agua. Es importante esta aclaración, puesto que podemos estar tentados a calentar con la leche, el té, el café o cualquier otra bebida, incluso hay muchas personas que los utilizan para hervir huevos. El resultado es que el hervidor puede estropearse y que la garantía no cubra el arreglo.

El favorito: Russell Hobbs 18554

[amazon box=»B008M6CW5K» description=» «]

Conocidísima marca especializada en electrodomésticos. En éste caso junta sus fuerzas con otra gran marca como Brita, para desarrollar la tetera eléctrica con filtro de agua incorporado.

En segundos con el hervidor favorito tendremos lista el agua hervida. De plástico y acero inoxidable pulido y con capacidad para 1 litro de agua y 0,5 l para su filtrado. Para poder servir el agua está diseñado con una boquilla de precisión, que evita salpicaduras. Funciona con una potencia de 2200 W, no es la ideal de 3000 W pero ahorra casi un 60% de energía.

Al ser de plástico y acero, puede que el exterior no esté muy bien aislado y al calentarse se note un poco caliente al tacto, lo bueno es que cuenta con un mango de plástico aislante para manipularlo.

Es muy sencillo de utilizar, basta con abrir automáticamente la tapa abatible, colocarlo debajo del grifo y llenarlo hasta la medida que deseemos. Se calienta en una base 360º que permite colocar el hervidor en cualquier posición; además tiene una base para guardar el cable, para que cuando no lo utilicemos el cable no este suelto entorpeciendo el espacio.

El filtro de agua es extraíble y cuenta con un indicador para su recambio. Cabe destacar que los filtros no son costosos y conseguir su repuesto es una tarea muy sencilla.

Incluso algunos expertos sostiene que sirve también como jarra purificadora de agua, basta con no conectarla a la corriente, para que podamos beber agua filtrada pura y fresca.

No permite regular la temperatura del agua, pero una vez alcanzado el punto de ebullición, se desconecta de forma automática; avisándonos tanto el encendido como  el apagado mediante un indicador de luz interno; que incluso suele ser muy bonito ya que ilumina la jarra aportándole un toque de diseño original a nuestra cocina.

Es un hervidor de buena marca, perdurable, a buen precio, que cumple con su función básica y que busca un paso más allá en innovación.

Otras opciones

Hamilton Beach 40880

[amazon box=»B00UFQ2LJ2″ description=» «]

Como segunda opción, volvemos al mundo convencional de las teteras pero también con una muy buena marca si de electrodomésticos se trata.

La Hamilton Beach cuenta con 1,7 litros de capacidad, perfectamente visibles gracias a sus dos ventanas indicadoras que tiene a ambos lados. Su capacidad mínima es de 0.5 l y el resto de sus cuatro indicaciones de medidas, hacen que podamos preparar desde una taza de té individual hasta una completa merienda para toda una familia de 6 personas.

Con materiales de buena calidad, fabricada en acero inoxidable cepillado y con un mango de plástico aislante, cuenta con un práctico botón que permite la apertura de su tapa para su llenado bajo el grifo de agua.

Su boquilla antigoteo evita también las salpicaduras y la forma de la abertura facilita el vertido dentro de la taza.

La base de calentamiento permite que la podamos colocar en cualquier posición dentro de los 360º, cuenta además con almacenaje de cable para que cuando no la estemos utilizando quede todo acomodado.

Funciona con 1500 W de potencia, un poco menos que la Russell Hobbs pero que aun así tendremos agua caliente en aproximadamente de 3 a 5 minutos, dependiendo del nivel de llenado.

Como medida de seguridad cuenta con apagado automático y protección contra el agua evaporada, es decir que una vez que llegue a la temperatura de ebullición se apagara, pero también lo hará cuando detecte que no tiene agua en su interior.

Su filtro de malla interior, se extrae de forma sencilla para que podamos lavarlo con cierta periodicidad.

RCA

[amazon box=»B076J1S2PQ» description=» «]

Este hervidor está fabricado en acero inoxidable y tiene una base desmontable en la que se calienta. Es de rápido calentamiento. En menos de cuatro minutos consigue hervir el agua para preparar cualquier tipo de infusión.

Tiene un capacidad de casi dos litros y cuenta con un material aislante que evita quemaduras. También tiene un mango que se mantiene siempre frío. Un detalle interesante de este aparato es que tiene un mecanismo automático que cuando el agua está hirviendo se apaga. No hace falta estar pendiente para apartar el hervidor de la luz.

Algunos expertos aseguran que en algunos casos pueden aparecer en el fondo del recipiente pequeñas manchas de óxido.

Timco JE-V02

[amazon box=»B019DTNBY0″ description=» «]

Esta tetera está fabricada con vidrio transparente que permite ver el contenido. La parte superior y el mango es de plástico. Es ligera (no llega a 800 gramos) y tiene una capacidad de 1,7 litros. Ocupa muy poco espacio en una cocina y hierve el agua rápidamente.

Su diseño es ergonómico y cuenta con función que apaga automáticamente el hervidor en cuanto el agua está lista para no tener que preocuparse. Tiene una práctica luz led azul para saber rápidamente si la tetera está encendida.

Cuenta con una base independiente y una rejilla para filtrar el agua al servir las infusiones.

Bodum BISTRO

[amazon box=»B00851LRZI» description=» «]

Este hervidor se enrosca directamente sobre la base que calienta el agua. Una vez que el liquido ha hervido puede retirarse del recipiente y colocarse sobre cualquier superficie sin temor a que queme.

Está fabricado en plástico pero está libre de Bisfenol A por lo que no hay riesgos de que este elemento penetre en los líquidos y tenga sabores extraños. El Bodum Bistro es rápido al calentar el agua en unos cuatro minutos.

La tetera disponible en dos tamaños: uno de medio litro en el que pueden hacer hasta cuatro tazas de té y otro de un litro con el que se puede hacer el doble. El hervidor se puede elegir en cuatro colores: negro, rojo, verde y blanco.