fbpx Los mejores flashes para nuestra cámara de fotos • CompraMejor México Saltar al contenido

Los mejores flashes para nuestra cámara de fotos

Hemos comprado nuestra cámara de fotos, nuestros objetivos, trípodes, tarjetas de memoria… pero nos sigue faltando algo básico e imprescindible: necesitamos iluminar mejor. Podemos hacerlo fácilmente con este flash Yongnuo YN560 III, uno de los seleccionados por nuestro equipo de expertos.

Otros flashes analizados en esta comparativa:

¿Para qué necesitamos un flash?

Esta es la primera y más importante pregunta. Son muchas las funcionalidades y posibilidades de uso de estos dispositivos, y esta decisión puede condicionar la compra de un flash más económico o más caro, con más o menos prestaciones.

Por norma general, el empleo de un mejor o peor flash viene dado por las prestaciones de uso, permitiendo al fotógrafo mayor o menor libertad de manejo con programas manuales o automáticos. Lo ideal es tener el mayor número de opciones para poder conseguir sacar el máximo partido a nuestro flash.

A tener en cuenta

Veamos ahora algunos factores a tener en cuenta en la compra de nuestro flash. Encontraremos tecnicismos que vamos a explicar sin entrar en demasiados detalles, para hacer lo más legible y comprensible posible su uso.

Compatibilidad. No todos los flashes no son universales. En función de las marcas comerciales, podremos encontrar diferentes dispositivos para Canon, Nikon, Fuji, Sony, Olympus, Pentax, Panasonic…

Número guía. Es la potencia del flash. Cuanto mayor número guía tenga, más potente será. Para poder calcular mejor si el número guía se ajusta a nuestras necesidades, podemos siempre dividir el número guía del flash entre la apertura que estemos empleando. Si tenemos un número guía de 40, y nuestra apertura es de f:4, podremos emplear este flash a una distancia de 10 metros (siempre, con un valor de referencia de 100 ISO).

TTL o manual. El modo TTL (Through the lens) ajusta automáticamente la cantidad de luz que va a emitir nuestro flash. En modo manual, tendremos que ajustarlo nosotros.
Lo ideal es que el flash disponga de ambas opciones. Para principiantes resultará muy cómodo trabajar en modo automático. Para expertos y profesionales, es interesante la opción de trabajo en modo manual para sacar el máximo partido al flash.

Zapata o cable. Prácticamente la totalidad de los flashes se conectan mediante la zapata superior de nuestra cámara de fotos, aunque también los hay de cable.

Movimientos y ángulos de giro. Los flashes pueden dirigir la luz de forma directa, pero también de manera lateral o rebotada al techo. Cuanto más opciones de movimiento horizontal y vertical nos ofrezca el flash, mejores resultados obtendremos.

Recarga del flash. Cada disparo necesita un tiempo de recarga del flash. Dependerá de las pilas o batería con las que alimentemos al dispositivo. Recomendamos unas pilas recargables de alta capacidad o baterías externas, si necesitamos disparar y reciclar rápidamente.

Distancia focal y alcance del zoom. Es el ajuste del área iluminada por el flash al ángulo de visión de la distancia focal utilizada en el objetivo, es decir, el flash proporciona una luz con el ángulo adecuado a la distancia focal del objetivo que esté montado en la cámara.

Maestro o esclavo. Los flashes pueden trabajar de diferentes maneras si disponemos de varios a la vez: el flash maestro es el principal y controla al resto, y el flash esclavo se controla por otro flash, por radio o por fotocélula.

Modo multi, o flash estroboscópico. Esta función permite crear un efecto muy creativo, disparando varios destellos de luz en un espacio determinado de tiempo (con una frecuencia concreta), lo que nos permite capturar secuencias de un objeto en movimiento y reflejarlo en una sola fotografía.

Velocidad de sincronización. Es la velocidad máxima a la que es posible disparar una cámara de modo que toda la superficie del sensor quede al descubierto en el momento de destello del flash. Si superamos esa velocidad, no todo el sensor quedará expuesto a la luz y obtendremos imágenes con cortinillas (o cortes parciales de luz).

El más valorado: Yongnuo YN560 III

Este potente flash manual es compatible para Canon, Nikon, Pentax y Olympus. Con un acabado profesional y robusto, tiene un número guía de 58.

Dispone de funciones avanzadas como el ajuste de potencia de salida, disparo continuo en alta velocidad, sincronización a la segunda cortinilla…

Ofrece cuatro modos de flash: M, S1, S2 (para sincronizar con otros flashes) y Multi. Tiene un alcance de zoom de 24-105 mm. y maneja unos tiempos de recarga bastante rápidos, de aproximadamente 3 segundos.

El flash ofrece un cabezal giratorio con un ángulo de giro de hasta 90 grados vertical y una rotación horizontal de hasta 270 grados. La cabeza del flash tiene un difusor de gran angular para suavizar su efecto.

Podemos utilizar con comodidad el flash a cierta distancia de la cámara, ya que incorpora el receptor de radio integrado, por lo que solo hay que comprar un transmisor para la cámara.

Este equipo incorpora un pie de flash, viene protegido por una funda textil acolchada e incluye un cable de alimentación externo. Eso sí, las instrucciones en chino o en inglés.

Sin duda alguna esta es una buena opción de compra, con un potente flash dotado de grandes prestaciones, a muy buen precio.

En segunda posición: Neewer NW680/TT680

Compatible con cámaras de la marca Canon, indicado para los modelos 5D Mark II, 6D, 7D, 70D, 60D, 50D, T5I, T3I, T2I, SL1, 650D, 600D, 550D, 500D, 450D, 400D Digital, 60D, 50D, 40D, 30D, entre otros modelos, ya que es compatible con todas las cámaras del tipo DSLR de esta marca.

Dispone de un número guía de 58 m (190 ft), y cubre un rango ISO de 100 y 105 mm.

El tiempo de recarga entre disparo y disparo lo podemos variar entre 0,1 segundos hasta un máximo de 5 segundos. Es compatible con una fuente de alimentación externa, así podremos evitar quedarnos sin batería.

Su punto fuerte sin duda alguna es que dispone de modo de flash E-TTL II, lo que nos permitirá trabajar cómodamente en modo automático sin mayores complicaciones. Tiene modo de flash múltiple, muy útil para realizar secuencias de imágenes en movimiento con flash, así podrás captar buenas fotos de deportistas, gente bailando, o cualquier secuencia de movimientos que cambien de forma rápida.

Su pantalla LCD de gran tamaño, nos facilitará elegir entre un modo y otro en cualquier condición, por muy oscura que sea, porque está retro-iluminada, aunque se puede desactivar la luz de fondo para ahorrar batería.

Como opción, nos permite el bloque FE, para imágenes con gran contraste entre zonas oscuras e iluminadas. Posee tarjeta de reflexión, para evitar algunos efectos como los “ojos rojos”. Su amplio apcel, permite extender la cobertura de flash hasta 14 mm, para poder crear una iluminación suave y muy natural.

El zoom puede ser automático o manual, y nos permite regularlo de 7 formas distintas (a 24, 28, 35, 50, 70, 80 y 105 mm). También se puede controlar la potencia del mismo hasta en 8 pasos (1 /1-1/ 128), ideal para adaptarse a la iluminación ambiente. Tiene un ángulo de rotación vertical de hasta 90 grados y de rotación horizontal de hasta 180 grados.

El paquete incluye una funda protectora para guardar el flash con total seguridad, un pie de flash y un difusor. Es una buena opción para equipar tu cámara Canon.

En tercer lugar: Yongnuo YN-560IV

Esta versión del flash de la marca Yongnuo es una combinación de memoria Speedlite YN-560 III y YN560-TX y es compatible con la marca de cámaras Canon. En el kit viene un flash inalámbrico Speedlite y un disparador de Flash remoto con pantalla LCD. Los expertos dicen que es un buen producto a un buen precio.

Cuenta con un sistema de disparador inalámbrico, por lo que la puede utilizar no sólo como flash speedlite, sino también como flash transmisor. Se puede usar con el RF-602, RF-603 II, RF-605 juntos.

Tiene modo de ahorro de energía, protección de sobrecalentamiento y viene con 20 filtros de color y soporte para zapata.

Andoer – ad-560ii Flash Speedlite

Sin duda alguna, uno de los flashes más económicos del mercado. Este flash universal es compatible para la práctica totalidad de cámaras del mercado: Canon, Nikon, Olympus, Pentax, Sigma. Para las cámaras Minolta o Sony debemos recurrir a un adaptador especial.

Tiene un número guía de 50 (ISO 100), y aunque trabaja solo en manual, nos ofrece hasta tres modos de flash, permitiendo el disparo con flash esclavo: M, S1, S2 y LED.

Ofrece un ángulo de rotación vertical de hasta 90 grados, y un ángulo de rotación horizontal de hasta 270 grados.

Dispone de un panel iluminado en su parte trasera, con una botonera intuitiva y de fácil manejo. Su acabado en plástico da la sensación de poca consistencia, no dando sensación de robustez, aunque evidentemente es comprensible y justificable por el precio de compra.

Incluye una bolsa de transporte, un pie de flash y manual de usuario en inglés y chino. Hablamos de un gran flash, económicamente accesible, perfecto para aprender.

También a tener en cuenta: Neewer NW565EX

Este interesante kit viene dotado de un flash con TTL y un número guía de 58, además de un disparador inalámbrico incluido.

Ofrece seis modos de flash: TTL, M, FEB, Esclavo S1 y S2 y Multi y hasta 16 niveles de control de intensidad de flash. El tiempo de reciclado por cada disparo es de 2,9 segundos, y dispone también de un pequeño difusor en la cabeza del flash

Tiene un ángulo de rotación vertical de hasta 90 grados y de rotación horizontal de hasta 180 grados. Y dispone un alcance de zoom de 18-180 mm.

Robusto y bien acabado, con dos difusores y bolsa de transporte, es sin duda una buena opción de compra.

Última actualización el 2020-04-07 at 21:47 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados