fbpx Los mejores portabicicletas • CompraMejor México Saltar al contenido

Los mejores portabicicletas

La ubicación y las distancias a veces no acompañan para salir con la bicicleta ya sea a dar un paseo o a entrenar. Los parques y espacios naturales muchas veces están lejos de donde vivimos.

La opción muchas veces es desplazarse con la misma bicicleta, excepto que tengamos niños pequeños o que tengamos la intención de llevar las bicicletas al lugar de veraneo.

Los expertos han probado algunos de los sistemas portabicicletas para que logremos ir con nuestra bici a todos lados donde queramos. Como favorito han elegido el portabicicleta Thule 532 FreeRide. Ahora sí, ¡a rodar!

¿Por qué un portabicicletas?

No todos tenemos un coche amplio con el que nos podemos permitir abatir los asientos y llevar las bicicletas en la parte trasera. En muchos carros el baúl no se conecta con los asientos traseros.

Más de uno se las ingenia y la coloca en la parte trasera, pero deben ir sujetas con los cinturones que se adaptan a las personas, pero no es tan sencillo colocarlos en una bicicleta. Esto sin contar el posible daño en los asientos y que estamos destinados a no llevar compañía.

Si en el coche debemos ir más de dos personas, la solución a veces es colocarlas en dentro del portaequipajes del techo del carro, y no siempre entran correctamente.

Recursos como atarlas con cintas, sogas, y otros ingeniosos trucos que salen de la mente con tal de ir con la bici a dónde sea, no siempre resultan seguros e incluso podemos arriesgarnos a una multa o a perder la bici por el camino (con todo lo que ello conlleva). Salir a la carretera y que de pronto “algo” o la misma bicicleta se suelte, puede ocasionar un grave accidente.

Mejor tener el soporte adecuado que nos permita transportar la bicicleta de forma segura, cómoda y práctica; cuidando la bicicleta, el coche y resguardando a todos de posibles accidentes.

Recomendaciones

Hay diferentes tipos de portabicicletas dependiendo del lugar donde los coloquemos en el coche y del sistema de sujeción.

El más común de todos es el portabicicletas de maletero o de puerta trasera. Son los más económicos, pero no los más sencillos de utilizar porque cada vez que no lo utilicemos debemos desmontarlo, abrir el maletero con las bicicletas colocadas es imposible. Con este sistema las bicicletas van pegadas una con otra y contra el carro, con lo cual pueden rayarse entre sí. Como recurso se puede utilizar algunos protectores, pero no cubren toda la superficie y ya es contar con accesorios extra.

Suelen soportar hasta 4 bicicletas y conllevan una serie de restricciones de tránsito con las bicicletas cargadas, como no sobrepasar la anchura del coche, no deben tapar la matrícula y las luces; en caso de que los tapen debemos colocar matrículas y luces auxiliares.

Los portabicicletas de enganche, son otra alternativa para transportas las bicis en la parte trasera. Son mucho más caros, pero comodísimos. El portabicicletas se ancla con un gancho de remolque, el cual se inclina para permitir abrir el maletero incluso con las bicis colocadas. Son plegables y lo único que hay que desmontarlos cuando no se utilizan. El inconveniente es debemos contar con la bola de enganche homologada en el vehículo. Bloquean un poco la visibilidad trasera, porque van a mayor altura que los portabicicletas que se anclan a la puerta trasera.

Las restricciones son las mismas que con los portabicicletas de portón, pero en éstos casos debemos al maniobrar, debemos tener en cuenta que el coche aumenta su largo, ya que el soporte para las bicicletas supone un suplemento en la parte trasera.

Los portabicicletas de techo, también son bastante comunes de ver y económicos, la desventaja es que requieren colocar la bicicleta en altura con el esfuerzo que esto conlleva. No son todos iguales entre sí:

  • Unos transportan la bicicleta con las ruedas hacia arriba, son muy incómodos para colocar la bici, además se sostiene desde el manillar de la bicicleta y puede estropearlo.
  • Otro de los soporte hace necesario que se desmonte la rueda delantera, para anclar la bici desde las horquillas de ésta. Ocupa poco espacio y no daña la bici, pero estamos obligados a montar y desmontar la rueda y transportarla en el maletero.
  • Es más común de todos es el que permite que la bici vaya de pie, sostenida por uno o dos brazos desde el cuadro y atada por la rueda trasera. Es más voluminoso y caro que los anteriores, las sujeciones pueden rayar el cuadro, pero de los sistemas de techo es el más práctico y sencillo de utilizar.

En general requieren de la instalación de barras en el techo. Permiten la visibilidad trasera y despeja el acceso al maletero. Son recomendados para las bicicletas de alta gama, puesto que se ensucian menos por el camino.

Contando el coche, la altura no debe sobrepasar los 4 m, la anchura no debe sobrepasar los retrovisores y de largo puede sobresalir como mucho un 15% más por detrás del coche y debe estar señalizado obligatoriamente.

Sea cual sea el sistema, tenemos que tener en cuenta que le estamos agregando peso y volumen al coche. Esto tendrá un impacto sobre el centro de gravedad, el rozamiento, la aerodinámica, etc. Podemos notar diferencias al girar el coche, en la velocidad, el consumo de combustible, etc.

Puede que nuestro vehículo ya tenga incorporado algún accesorio, si ya tenemos barras instaladas en el techo, lo mejor va a ser elegir un portabicicletas de techo; si en cambio viene equipado con una bola de enganche, podemos optar por un portabicicletas de enganche. Optimizar los recursos que ya tengamos nos ayudará a ahorrar en el coste del portabicicletas.

La frecuencia de uso no es menos importante, teniendo en cuenta que muchos de los portabicicletas debemos descolocarlos. Si vamos a salir de forma esporádica con las bicicletas, mejor uno de techo; para usos más ocasionales podemos recurrir a un portabicicletas de puerta trasera porque son los más económicos; pero si somos de salir con la bici por ahí habitualmente, mejor uno de enganche porque se instalan y cargan de manera sencilla y rápida.

Cada portabicicletas trae especificaciones con respecto al tamaño y número de bicicletas que puede cargar. Más allá de cuántas bicicletas carguemos, debemos conocer las dimensiones de cada una de ellas.

El favorito: Thule 532 FreeRide

Thule es una marca líder en fabricar portabicicletas seguros, el modelo 538 es una opción de portabicicletas de techo, en el que la bicicleta viaja de pie y no requiere que le quitemos la rueda delantera, ya que se sostiene mediante una abrazadera de cuadro estable. Cabe aclarar que debemos contar con las barras de techo, puesto que es allí donde se monta el portabicicletas.

Se adapta a raíles de 20 x 20 mm, y en los de 24 x 30 mm se requiere un adaptador, de todas formas el portabicicletas incluye unas abrazaderas y un sistema en forma de “T”, haciendo que se adapte a varios grosores de raíl.

La forma de colocarlo es extremadamente sencilla, la rueda delantera y trasera se sujeta mediante hebillas micrométricas, similares a las utilizadas en los rollers, que se adaptan a todas las ruedas y sostienen la bicicleta con firmeza evitando que se mueva o tambalee. Tanto la apertura como el cierre de las hebillas, es sencillo y rápido.

El soporte para el cuadro es de cierre rápido, al levantar la palanca se abren dos presillas para que coloquemos la bici, y al bajar la palanca las presillas harán presión en el cuadro hasta que quede firme. En cuadros redondos se adapta de 22 a 77 mm, y en cuadros ovalados de tamaño máximo de 65 x 80 mm.

El manual señala que no podremos utilizar este soporte en cuadros de carbono, aunque algunos expertos lo han probado en bicis de carbono y no han tenido ningún inconveniente. Lo que si es seguro es que no es un soporte apto para bicicletas infantiles.

Las presillas que sostienen el cuadro tienen unas gomas para evitar rayaduras y marcas, aunque se pude optar por poner unas pegatinas en el cuadro y ofrecer una protección extra.

Su capacidad de carga es de 17 kg y el peso del portabicicletas de 3,5 kg, contar con este número a la hora de emprender el viaje. Podremos colocar varios portabicicletas de este tipo uno al lado del otro, cambiando la dirección del soporte para que los manillares de las bicis no se choquen entre sí. Viene pre ensamblado, y lo bueno es que Thule es una marca que tiene repuestos para sus portabicicletas.

Al ser un portabicicletas de techo, si el coche es muy alto subir la bici nos costará un poco. En bicis grandes como las de mtb, con ruedas de 29 pulgadas y talla XL, no aporta una sujeción del todo buena.

Otras opciones

Allen Sports Deluxe 2

Rebajas

Otra opción es hacernos de un soporte de puerta trasera, recuerden que en éste tipo de soportes, mientras dure el traslado de las bicicletas debemos despedirnos de maletero. El Allen Sports se adapta a los sedanes, hatchbacks, minivans, SUV y  una amplia gama de coches.

Se sujeta al coche mediante dos correas laterales, una superior y otra inferior, que brindan estabilidad al portabicicleta mientras está colocado en el carro. La clave de que las bicicletas estén bien sujetas, es que las cintas del soporte lo estén. Si no nos aseguramos de que esto sea así, perderemos por el camino bicis y soporte.

En sí, es un sistema de dos soportes en uno. Uno de ellos soporta propiamente las bicicletas y el otro mantiene alejado el soporte de las bicicletas del coche. Quedando así más resguardado, porque el soporte hace que las bicis queden separadas a una distancia de la parte trasera del carro.

Es un soporte apto para dos bicicleta; si tratamos de cargar más bicicletas las cintas de sujeción del soporte no harán su trabajo y corremos el riesgo de rayar las bicicletas. En caminos muy turbulentos, con pozos, piedras y obstáculos por el estilo, las cintas puede perder un poco de tensión, sin llegar al límite de soltarse. Si lo normal es que salgamos por caminos “movidos”, mejor pensar en otro tipo de portabicicletas.

Tiene unos cilindros de goma espuma bastantes gruesos que evitan que las barras del soporte tengan contacto con el coche, pero con el paso del tiempo y las inclemencias del clima pueden deshacerse, y a ver como colocamos gomas nuevas.

La sujeción de las bicicletas al soporte es de forma individual. Mediante una presilla regulable en el ajuste se coloca cada bicicleta en el amarre señalado para el cuadro; cada bicicleta viaja protegida y sin rozarse una con otra. Cada amarre se puede girar, para adaptarse mejor de acuerdo a cada forma y tamaño del cuadro de bicicleta.

Es un portabicicletas ligero, económico y es apto para bicicletas de niños. Si no somos asiduos viajantes con la bici acuestas es más que suficiente.

Para tener una idea de que dimensiones transportaremos, además de las de la bicicleta, el soporte tiene unas medidas de 59,7 x 33 x 10,2 cm.

Saris Bones

Este modelo de portabicicletas es de los que van acoplados a la parte trasera de los carros y está preparado para transportar tres bicis de hasta 16 kilos cada una. Se acopla a la mayoría de vehículos, es ligero pero seguro y su montaje es bastante sencillo.

Las barras están diseñadas en forma de arco y tienen distintos niveles de altura para separar con holgura cada bicicleta. Las patas de las barras que se apoyan en el carro son de goma para no dañar la pintura. También lleva unas correas para asegurar las bicicletas.

De todas formas el comprador tendrá que asegurarse antes de adquirir este producto de que el cuadro de su bicicleta sea compatible con el portabicis.

Hollywood Racks E3

Una opción más económica para hacerse con un portabicis práctico pero que puede cumplir perfectamente para transportar en la parte trasera del carro tres bicicletas aunque la estética no es su mayor fuerte.

Utiliza un sistema de correas que se ajustan a la parte superior e inferior del coche y es compatible con cualquier tipo de vehículo. Las barras donde van situadas las bicicletas llevan unos amarres de goma que ayudan a proteger las bicis para que no tengan ningún deterioro durante su transporte.

El sistema viene montado de serie y se puede plegar con facilidad para su almacenaje. El fabricante ofrece garantía ilimitada de por vida.

Yakima

Rebajas

El portabicis de la marca Yakima es una estructura ya montada que se instala en la parte del maletero del carro. Necesita un enganche de remolque para fijarlo al vehículo.

Algo más caro que los modelos anteriores este portabicis tiene la ventaja de que en él se pueden transportar hasta cuatro bicicletas. Además, aunque esté instalado en la parte trasera del coche, el portabicis se puede abatir por lo que el conductor puede abrir el maletero sin necesidad de retirar la estructura. Y esto es una gran ventaja con respecto a otras opciones.

Viene con unos seguros para poder fijar al máximo las bicicletas a la estructura para que no se muevan durante los traslados. Una vez retirado del carro se puede plegar para almacenarlo cómodamente.

Última actualización el 2019-09-18 at 00:47 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados