fbpx Las mejores Dash Cam o cámaras para coches • CompraMejor México Saltar al contenido

Las mejores Dash Cam o cámaras para coches

Las Dash Cams o cámaras de salpicadero tienen multitud de características, pero su principal objetivo es capturar actividades ilegales, grabar la velocidad, dirección, comportamiento del conductor, y mucho más.

Hemos seleccionado una lista de Dash Cams que más se ajusten a nuestras necesidades y presupuesto que incluyen las mejores opciones por presupuesto, mejores por calidad de vídeo, las más fáciles de utilizar y nuestra Dash Cam favorita: Aspiring LS400.

Estas son las Dash Cam analizadas en esta comparativa:

¿Qué es una Dash cam?

Una Dash Cam es una cámara de vídeo pequeña que se instalan normalmente en el salpicadero del coche, de ahí su nombre «dash» de su palabra en inglés «dashboard», aunque también pueden ser instaladas en el parabrisas. Su objetivo principal es grabar de forma continua lo que esta delante o dentro del vehículo ante cualquier accidente en el que podamos ser involucrados.

En realidad cualquier cámara o dispositivo de grabación de vídeo puede ser utilizado como Dash Cams, pero estas normalmente incluyen las siguientes características: funcionar a 12 voltios a corriente continua, grabación continua en bluque y grabar automáticamente encima de la información antigua.

Muchas tienen otras funcionalidades, pero esas son las principales de una Dash Cam. La posibilidad de funcionar a 12 voltios a corriente continua significa que el dispositivo puede estar conectado al sistema eléctrico del coche, su funcionalidad «siempre encendida» (‘always on’) permite que empiece a grabar cuando el coche arranque, y la posibilidad de grabar encima de información antigua hace que el conductor no tenga que preocuparse por el espacio del dispositivo.

¿Cómo funcionan?

Estás cámaras son normalmente muy simples. Una vez instaladas, se conectan directamente al circuito eléctrico del vehículo mediante el mechero del coche. Así la cámara solo se enciende cuando el coche esta en marcha y puede grabar vídeo de forma constante, normalmente a una tarjeta de memoria externa como una SD, microSD, memoria USB o interna. Cuando estos se llenen, la cámara automáticamente sobrescribe los archivos de vídeo más antiguos. Esto permite que una vez instalada en el salpicadero nos olvidemos de ella.

¿Quién necesita una Dash Cam?

Las cámaras montadas en el salpicadero del coche llevan mucho tiempo en el mercado, pero solo recientemente hay sido parte de la conciencia del público. Se han hecho especialmente famosas gracias a las grabaciones que nos llegan de Rusia, donde el fraude a las compañías de seguros y la corrupción de la policía es algo común.

Mito: Los buenos conductores no necesitan una Dash Cam. Si somos conductores responsables podemos llegar a pensar que un accidente nunca va a ser nuestra culpa, pero esta claro que no tenemos ningún control sobre lo que hacen los otros coches en la carretera, y por eso es una buena opción siempre tener una prueba más para justificar nuestra buena fe.

Funciones adicionales

Más allá de la habilidad de captar infracciones y probar que somos inocentes, algunas Dash Cams permiten grabar mientras el coche esta aparcado para captar lo que pueda pasar mientras no estamos en el coche, tanto dentro como fuera de este.

Doble cámara. Diseñadas para monitorizar los hábitos de conducción de los conductores, todo lo que pasa dentro del vehículo. Muy útil para taxistas, conductores de Uber o incluso para padres preocupados de la conducción de sus hijos al volante.

Otras funciones incluyen la localización exacta por GPS, el día y la hora para facilitar la situación del vehículo.

A tener en cuenta

Hay cientos de miles de accidentes de coche al año, conductores irresponsables e incluso fraude a los seguros. Por estas razones y más, es muy conveniente tener una Dash Cam en el coche.

A la hora de seleccionar una Dash Cam puede ser una tarea abrumadora por la cantidad de opciones que existen en el mercado. Por eso, a continuación presentamos una pequeña guía de compra de cámaras de salpicadero con todo lo que tenemos que tener en cuenta antes de decidirnos por una.

Calidad de la cámara

Una de las cosas más importantes a considerar es la calidad de la cámara. Mejor calidad de la imagen permite una mejor claridad que puede ser muy útil para capturar detalles después de un accidente. Estas son las características a tener en cuenta sobre la calidad de la imagen:

Resolución: cómo de claro queremos que sea la grabación. La primera métrica a tener en cuenta siempre que queramos comprar cualquier cámara es la resolución de imagen. Y de forma general, cuántos más píxeles tiene una cámara siempre es mucho mejor. Esto significa que la cámara puede captar más píxeles, resultando en imágenes más claras que es muy importante para una Dash Cam. Recomendamos comprar una cámara de salpicadero con al menos 1080p de resolución.

Campo de visión: cómo de grande queremos que sea el área que vamos a capturar en vídeo. Hay cámaras que tienen una visión de campo muy estrecha mientras que otras están especialmente diseñadas para capturar grandes ángulos de visión para ver más en todo momento. Aunque no es recomendable un ángulo muy grande ya que puede generar un efecto negativo en la calidad de la imagen.

Desgraciadamente, la mayoría de los fabricantes no dan mucho detalle sobre el campo de visión. Y además, no existe un estándar. Algunos fabricantes, por ejemplo, proporcionan medidas horizontales mientras que otros inflan sus cifras al dar medidas diagonales. Recomendamos en cualquier caso ver capturas de pantalla para saber bien qué vamos a comprar. Teniendo en cuenta sobre todo los detalles de los lados y cuanto detalle tiene la imagen en general.

Fotogramas por segundo: 30 fotogramas por segundo es la mejor apuesta. Como las dash cam graban vídeo y no toman fotos, los fotogramas por segundo son muy importantes a considerar también. Generalmente, muchas de las dash cams ofrecen 30 fotogramas por segundo (FPS) que es la opción perfecta para la mayoría de los usuarios.

Otras permiten hasta 60 fotogramas por segundo, lo que resulta en una imagen de vídeo mucho más suave. Esto es importante para capturar vídeos de deporte, pero no creemos que sea necesario para una dash cam. Ya que capturar vídeo a 60 fotogramas por segundo ocupa el doble de espacio de memoria.

No recomendamos gastar más dinero para esta funcionalidad, ya que no vamos a notar una diferencia muy grande.

Visión nocturna: La visión nocturna puede ser muy útil para algunos conductores, especialmente los que tengan que utilizarlo de noche constantemente. Esto permite que en situaciones de poca luz o totalmente oscuras, podamos dar detalles en la grabación para saber que realmente a sucedido. Esta grabación no será tan colorida como durante el día, pero nos permitirá capturar matrículas de coche. Con la fatiga del conductor, la mala iluminación de la calzada y los faros intrusivos, los accidentes son más propensos a pasar la noche.

Otras características a considerar

Mientras que la calidad de la imagen es posiblemente la característica más importante a considerar cuando compramos una Dash Cam, no es la única a considerar. Estas cámaras vienen con muchas funcionalidades que hacen que sean fáciles de usar e inteligentes. A continuación tenemos algunas a tener en cuenta.

Montura: adhesivo o ventosa. Al instalar una dash cam en nuestro coche, y hay diferentes formas de montarla. Muchas de ellas pueden ser montadas en el tablero o salpicadero del coche, mientras que otras las podemos montar en la propia luna delantera o parabrisas. Esta es una opción interesante para aquellos que no queremos llenar el salpicadero de cosas junto con el móvil, el GPS, etc.

Puede utilizarse una montura de succión o ventosa, que suele ser muy fuerte. Aunque algunas otras vienen con opciones de adhesivos que se instalan directamente en el salpicadero o cristal de la luna delantera. Estas pueden ser un poco más complejas ya que son más difíciles de quitar y mover, y en muchas ocasiones pueden dejar marcas de adhesivo cuando decidimos quitarla.

La única ventaja de los adhesivos es que no requieren de tanto espacio, por lo que recomendamos esta opción si no tenemos mucho espacio para montar la dash cam.

Conectividad: ¿Bluetooth o Wifi? La única diferencia más destacable es la velocidad de conexión a nuestros dispositivos. Si nuestra Dash Cam puede conectarse al teléfono móvil nos puede permitir gestionar las grabaciones, configurar la cámara, y mucho más. Lo que nos ahorrará tener que utilizar su pequeña pantalla o los menús que no suelen ser tan fáciles de utilizar.

Si tienen conectividad a Internet, estas cámaras pueden subir todas las grabaciones directamente a servicios de almacenamiento en la nube donde pueden luego ser visionados desde el ordenador o el móvil. La conexión Bluetooth es más que suficiente para la mayoría de nosotros.

GPS: localización y velocidad. Así como la conectividad, el GPS añade una funcionalidad extra que permite almacenar información de localización, velocidad y sentido que puede ayudar a resolver una disputa de tráfico. Si queremos saber la localización de nuestro coche y su velocidad, debemos buscar una cámara de salpicadero que incluya un GPS.

Almacenamiento: recomendamos una memoria externa microSD de un mínimo de 64GB. Las grabaciones en vídeo ocupan mucho espacio y seleccionar una cámara con gran almacenamiento puede ser muy importante. Algunas cámaras incluyen memorias internas de unos 4 GB, pero estás no son suficientes para captar largas horas de grabación. Debemos buscar cámaras que permitan insertar tarjetas microSD para almacenar más cantidad de grabaciones.

Protección de las grabaciones: prevenir sobrescribir encima de otros vídeos. Muchas veces nos damos cuenta de que necesitamos las grabaciones cuando ya es demasiado tarde. Ya que muchas Dash Cams graban encima de los archivos antiguos. Afortunadamente, muchas Dash Cam tienen protección anti-borrado que podamos necesitar.

La protección más común contra sobrescritura es el sensor de fuerza G, que permite detectar cambios de movimiento como golpes y activar el modo de protección de grabación automáticamente para salvar la grabación del momento del accidente.

Si sufrimos un grave accidente también puede afectar a la tarjeta de memoria, y tendremos muy mala suerte, pero suele ser en raras ocasiones.

Grabación de audio: aunque lo más importante es grabar vídeo, capturar el audio puede ser interesante también. Esto puede ser útil para captar conversaciones cuando estamos parados en un semáforo. No todas las Dash Cam puede grabar audio, pero es una funcionalidad que esta disponible si la queremos. No añade un coste extra y se puede desactivar con facilidad si no lo queremos.

Monitor de conductor: otra cámara para grabar el interior del coche. Mucha gente solo prefiere una cámara para grabar que esta pasando delante del vehículo, otros como Taxistas y conductores de Uber o Cabify, por ejemplo, pueden preferir dos cámaras para grabar el comportamiento de los pasajeros.

La única desventaja es que grabar dos vídeos a la vez puede aumentar el tamaño de los archivos por lo que puede saturar la tarjeta de memoria con facilidad. Recomendamos conseguir una tarjeta de memoria SD de más almacenamiento. Otro coste puede ser el precio extra.

Pantalla: muchas de estas cámaras pueden conectarse directamente al móvil para manipularlas, pero otras incluyen también una pantalla táctil para gestionar y configurar sus preferencias. Cuanto más grande es la pantalla más fácil es ver todos los detalles de la grabación así como manipular los menús del dispositivo. Normalmente son pantallas LCD de 2 a 3 pulgadas.

Batería: muchos Dash cams utilizan el adaptador del coche para alimentarse. Así, cuando encendemos el motor del coche, automáticamente, empezará a registrar en vídeo todo lo que ocurra a nuestro alrededor hasta que el coche se apague. Algunas Dash Cams tienen una batería interna que permite grabar si necesidad de estar el coche en marcha.

Para muchos esta funcionalidad puede ser innecesaria, pero para otros muy importante. Permite captar vídeo incluso cuando el coche esta apagado. Desgraciadamente, muchas de las Dash Cams están diseñadas para durar solo unos minutos.

Auto encendido y grabación: la mayoría están diseñadas para grabar automáticamente cuando el motor del coche se pone en marcha y se apaga al quitar las llaves del coche. Esta funcionalidad es muy útil para los que somos olvidadizos.

Grabación en bucle continua: grabar en bucle nos permite almacenar vídeo aunque no tengamos suficiente espacio en la tarjeta de memoria. ¿Cómo lo hace? Sobrescribiendo las grabaciones antiguas. Una vez la memoria llega a su limite, empezará a reemplazar grabaciones antiguas con las nuevas, por lo que perderemos todo lo anterior. Por lo que es recomendable comprar una tarjeta de memoria más grande. Esta funcionalidad es muy útil porque permite que nos olvidemos de la dash cam una vez este instalada.

Conclusión

En resumen, hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de elegir una Dash Cam o cámara de salpicadero, y esperamos que con esta guía se aclaren muchas de las dudas y entender mejor las diferentes opciones para realizar con más facilidad la decisión de compra.

Si aún estamos más confundidos, a continuación tenemos una comparativa y análisis de los mejores dash cams del mercado.

El favorito: Aspiring LS400

Existen muchas Dash Cam baratas, pero no todas valen la pena. Aspiring LS400 ofrece vídeo de alta definición y tiene muchas funcionalidades a buena relación calidad/precio.

La Aspiring LS400 graba a 1080p Full HD (1920×1080) a 30 fotogramas por segundo, aunque también permite grabar a otras resoluciones inferiores, en formato AVI, muy utilizado por la mayoría de reproductores de video. Nos permite grabar con o sin audio y en condiciones de poca visibilidad (visión nocturna).

Posee una lente de gran angular de 170 grados de alta resolución, para capturar todos los detalles. Detecta automáticamente colisiones y bloquea los vídeos para que no sean borrados gracias a su sensor de fuerza G.

Tiene una opción para grabar vídeo en bucle sobrescribiendo los videos más antiguos de forma automática, para olvidarnos de la Dash Cam una vez instalada.

Permite utilizar una tarjeta micro SD de hasta 64 GB de almacenamiento, lo que permite grabar unas 11 horas de vídeo a 1080p o hasta 20 horas a 720p en la tarjeta de mayor capacidad, evidentemente, cuanto más baja sea la resolución, más horas de video te permitirá grabar, pero menos calidad tendrán las imágenes.

Funciona con un procesador Novatek 96658 que le permite mover los videos con total fluidez. Las capturas de imagen (fotos) las puede hacer hasta una resolución máxima de 12 Megapíxeles, aunque permite cambiar la resolución hasta la más baja de 1,3 Megapíxeles, todas ellas en formato JPEG.

Tiene varios idiomas para elegir en el menú para que sea más fácil de comprender y manejar.

Con una pantalla LCD IPS de 3” en color, nos permite ver lo que se está grabando y facilita la configuración de la misma mediante el menú visualizado en la propia pantalla.

Usa un sensor de movimiento para grabar incluso cuando el auto esté aparcado. Para ello, este modelo incorpora una batería de 200 mAh que no necesita de la electricidad del auto para comenzar a grabar cuando el sensor detecta un movimiento cerca de nuestro vehículo, muy útil en aparcamientos públicos para detectar daños al vehículo que no sabemos quién los ocasionó.

La interfaz soporte es USB y HDMI, con salida en sistema PAL o NTSC, con lo cual nos permite ver las capturas y videos directamente en el televisor o en cualquier dispositivo que tenga estas entradas.

Su diseño discreto y delgado, con materiales de buena calidad. Además, permite introducir nuestra licencia de placa del auto, que serán visibles en el video, siendo una prueba más en caso de colisión, quedando registrada la misma.

La cámara viene con un adhesivo para montarlo de forma segura y fácil en la luna delantera. La única desventaja es que la Aspiring LS400 no viene con tarjeta de memoria que debería ser comprada por separado.

La más pequeña: Garmin Dash Cam 45

La Garmin Dash Cam 45 es una de las cámaras de salpicadero más pequeñas del mercado, que incluye un sistema GPS, una cámara de alta definición y una pantalla de 2 pulgadas. Permite grabar a una resolución de 1080p a gran calidad incluso en condiciones de poca luz.

A parte de la gran calidad de imagen y sonido, las funciones de asistencia a la conducción como la alerta de salida de carril, la alerta de colisión y la alerta de luz roja y cámara de velocidad son perfectas para prevenir posibles accidentes.

Tiene un sensor de fuerzas G que detecta incidentes y guarda automáticamente las secuencias de incidentes del impacto. Su GPS registra la ubicación exacta, dirección, velocidad, fecha y hora para detallar dónde y cuándo se produjo el incidente.

Además, tiene control por voz en español que permite iniciar y detener la grabación y tomar fotos de imagen fija. Incluye tarjeta microSD y un indicador de estado de la batería.

Capta 4 carriles: Anker Roav C1

La Anker Roav C1 tiene el sensor Exmor de Sony que permite captar los 4 carriles a 1080p y 30 fotogramas por segundo, incluso de noche. Con sus seis puntos de imagen y su tecnología de optimización de imágenes permite ayudarnos a tener una visión más amplia, que se ajusta automáticamente dependiendo de la luz exterior. La Roav añade otro nivel de protección con su aplicación disponible para iOs y Android, para poder ver las grabaciones de forma instantánea en nuestros dispositivos.

Se puede conectar por Wifi por lo que reduce la necesidad de cables, portátiles o memorias externas ya que todo puede ser utilizado de forma inalámbrica. Su sensor de gravedad permite proteger contra los que escapan del lugar del accidente, cuando detectan un movimiento brusco. Su sistema de monitorización de 24 horas de aparcado permite detectar movimientos en el coche y capturar la grabación.

La mejor 2 en 1: KDLINKS Dx2

La DX2 tiene una pantalla de 3 pulgadas y dos cámara que graba con alta calidad a 1080p y 30 fotogramas por segundo que permiten captar de forma clara las matrículas de los vehículos. Sus dos lentes son de 165 y 125 grados, cada una, y permiten cubrir bien el frente y la parte posterior del vehículo. Tiene una funcionalidad de visión nocturna con una tarjeta de memoria microSD de 16 GB, recomendamos ampliar esta memoria a una de 32 GB para poder almacenar más horas de grabación.

Tiene un botón de emergencia que puede ser activado en caso de accidente, y la grabación será protegida de sobrescritura. Esta funcionalidad puede ser activada automáticamente cuando percibe una colisión. Puede grabar automáticamente con batería y en bucle continuo. Y la KDLINKS DX2 tiene un año de garantía.

Mayor pantalla: Veoker Dash Cam Full HD

Si queremos una pantalla grande, esta Veoker puede ser una buena opción para nosotros. Tiene la mayor pantalla del mercado con 4 pulgada, a una resolución Full HD a 1080p y a 30 fotogramas por segundo con un ángulo de visión de 170 grados que hace que sea fácil captar matrículas de coche, señales en la carretera y otros objetos, tanto de día como de noche.

Sobrescribe las grabaciones de los vídeos antiguos de forma continua cuando llega al máximos de su capacidad de memoria. El modo de aparcado o parking permite proteger a los dueños acerca de movimientos dentro o cerca del vehículo, con su sensor G, hasta los 4 metros (13 pies). La Veoker utiliza una montura de ventosa por lo que puede moverse con facilidad e incluso instalar en la luna trasera para grabar los vehículos que tenemos detrás.

Última actualización el 2019-08-19 at 03:07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados