fbpx El mejor removedor de durezas para pies • CompraMejor México Saltar al contenido

El mejor removedor de durezas para pies

Las durezas en los pies no son para nada agradables, tocarnos los pies y sentirlos resquebrajados no es para nada placentero. Pero no es sólo una cuestión estética, sino el dolor que muchas veces traen consigo las durezas.

Las visitas al podólogo implican un tiempo y dinero del cuál no siempre disponemos, así que muchas veces solo nos queda la opción de quitarnos las durezas nosotros mismos en casa.

Para hacernos esta tarea mucho más sencilla y con los resultados dignos de una visita al podólogo, los expertos han seleccionado algunos de los removedores eléctricos de durezas que nos dejarán los pies como la seda, aunque el favorito ha sido el removedor Pursonic puesto que es la marca líder que cuenta con una amplia experiencia al cuidado de pies.

¿Por qué un removedor de durezas?

Los callos y durezas aparecen como consecuencia del roce excesivo del calzado con los pies y se trata básicamente de células de piel muertas que se van acumulando.

Parte de responsabilidad la tienen el calzado apretado o abierto en los talones, los zapatos de tacón, una pisada incorrecta, las malformaciones de los pies, etc.

Por ello tener los pies bonitos y cuidados no es solo una cuestión de estética, claro que si utilizamos un calzado abierto a muchos les agrada llevar los pies arreglados, pero lo más importante es la comodidad y salud que esto conlleva.

En el caso de los talones las durezas que no son tratadas pueden ocasionar agrietamientos dolorosos; los callos no se quedan detrás, pueden resultar iguales o más dolorosos y molestos durante el andar.

Hay algunos aparatos, que solemos verlos en la consulta de pedicura, como una hojilla afiliada similar a un bisturí que quitan de forma estupenda las durezas. Claro que es necesario tener cierta práctica para utilizarlos, puesto manipularlos de forma incorrecta puede ocasionar que nos cortemos. En este sentido, los removedores son mucho más sencillos y seguros de utilizar.

Algunos expertos sostienen que los removedores son mucho más durables, puesto que es más probable que la hojilla pierda el filo mucho antes de tener que cambiar cualquier pieza de un limador eléctrico.

También son mucho más prácticos y rápidos, se pueden utilizar debajo de la ducha y no requieren de tener los pies en agua durante mucho tiempo. Al ser eléctricos, funcionan a una cierta velocidad que permite el pulido de las zonas con durezas en menor tiempo, en comparación con quitarlas a mano cómo sería el caso si utilizáramos una piedra pómez.

El acabado con cualquier removedor eléctrico es mucho mejor que al realizarlo a mano, de hecho algunos podólogos los tienen en su consulta puesto que logran el mismo trabajo pero en un menor tiempo.

Aspectos a tener en cuenta

La pieza fundamental de éste tipo de aparatos son sus cabezales o rodillos porque son ellos quienes hacen absolutamente todo el trabajo de limar asperezas. Los modelos generalmente traen consigo varios modelos de rodillos, ya que no todos sirven para lo mismo. Algunos nos valdrán para zonas de mayor dureza, mientras que otros más finos nos ayudarán en el acabado final. La ventaja también, es que en caso de tener la piel muy sensible, podemos elegir el rodillo que mejor se nos adapte.

Debemos prestar suma atención en que los repuestos de los rodillos o hacernos con algunos demás, no sean más caros que la máquina en sí. También es importante asegurarnos de que los recambios existen y no adquirir un limador que luego tendremos que terminar desechando.

Los rodillos girarán a una cierta velocidad para poder limar las durezas. Como no todas las durezas son iguales ni tampoco la sensibilidad de nuestra piel, el limador debe permitirnos seleccionar a qué velocidad queremos utilizarlo, siendo algunas mucho más rápidas para limados más intensivos, pero otras más lentas para limados más suaves.

La potencia del motor, es el factor clave que hace girar a velocidad a los rodillos. Un removedor que tenga una potencia mayor revolucionará más veces los rodillos, es decir los hará girar a mayor velocidad.

Algunos de éstos removedores funcionan recargando su batería u otros en cambio, a pilas. Sea cuál sea la manera, tanto unos como otros tendrán una cierta autonomía de funcionamiento, siendo mayor en aquellos cuya batería es recargable. Lo importante es que ésta autonomía nos de la libertad de poder arreglar correctamente ambos pies y que no nos quedemos a medias.

Seguramente los utilicemos debajo de la ducha, aquí el diseño y los materiales juegan un papel importante. El agua puede hacer que el limador se nos escurra, llevándonos de regalo alguna raspadura demás o que el aparato se golpee al caerse. Un diseño ergonómico que permita un buen agarre junto con algún material que nos asegure sujeción, nos ayudará a que el limador quede siempre en nuestra mano.

En cuanto al diseño de los cabezales, es importante que lleguen a cualquier parte de los pies y que cumplan su cometido, es decir, si un cabezal está pensado para limaduras profundas no puede su diseño ser similar a una lima de uñas, sino más bien al de una escobilla metálica.

Un podólogo necesita hacer un debido curso de formación, pero nosotros no debemos hacer lo mismo con un limador eléctrico. Más allá de un manual de instrucciones con algunos detalles, su uso debe ser sencillo, prácticamente intuitivo.

El favorito: Pursonic

El limador de durezas Pursonic es ideal para utilizar tanto en seco como en mojado, dependiendo del tipo de dureza que tengamos. Su rodillo rotatorio se adapta sin problema a cualquier parte del pie y permite deslizarlo de forma cómoda y práctica.

Con una sola velocidad, gira a un promedio de 1800 rotaciones por minuto, es decir que tiene una velocidad suficiente para quitar con efectividad durezas leves a moderadas, sin dañar la piel. El grosor de la lima es medio, es decir que si tenemos durezas más pronunciadas deberíamos recurrir a una lima con un grano más grueso. Pero el grano del rodillo del Pursonic es óptimo para un mantenimiento diario de nuestros pies.

Su mango es ergonómico y los detalles de goma en negro evitan que se escurra de nuestras manos, sobre todo cuando lo utilicemos bajo la ducha.

Pesa alrededor de 200 gr peso ideal no solo para manipularlo con facilidad sino también para llevarlo en nuestros viajes, sobre todo en verano cuando se convierte en un aliado imprescindible de nuestros pies.

Funciona con dos baterías AA, fáciles de adquirir en cualquier comercio. Aquí los expertos señalan que dependiendo su uso, las baterías nos rendirán más o menos, y que incluso nos podremos valer de utilizar baterías recargables.

Si al presionar demasiado el rodillo contra nuestros pies notamos que se detiene, es normal, ya que es una medida de seguridad que evita que ejerzamos demasiada presión con el limador y terminemos por hacernos daño.

Trae consigo 1 repuesto del cabezal de lima, recambiable de forma muy fácil, basta con retirar el cabezal y colocar el nuevo a presión. Lo bueno es que los repuestos se pueden conseguir y evitar desechar el aparato por completo. De hecho la marca a pesar de no ser muy conocida tiene otros productos de higiene personal como cepillos de dientes eléctricos.

Otras opciones

Lena

Si bien el Lena no lo podremos utilizar en seco y en mojado, al menos podremos prescindir de los cables y recambios de pilas, gracias a su estación de carga USB. Se carga por completo en 2 horas y nos permite una autonomía continúa de aproximadamente 1 hora.

Cuenta con dos funciones de cambio de velocidades, para que podamos adaptar la intensidad del giro 360º del rodillo de acuerdo a la sensibilidad de nuestra piel, o al tipo de dureza que tengamos. No es lo mismo limar una dureza de la planta del pie que una del talón, las de la planta no suelen ser tan pronunciadas y esa zona del pie suele ser muy sensible a diferencia del talón, con lo cual poder tener al alcance de la mano el cambio de velocidad en el limador es muy práctico al mismo tiempo que efectivo.

Los rodillos son de tres tipos de espesor de lima diferente: grueso, medio y fino; para que combinándolos con las diferentes velocidades, podamos tener el limador que mejor se adapte a nuestras necesidades. Por ejemplo, para un mantenimiento diario bien nos vale el limador de grano fino utilizado a una velocidad baja.

Su mango es ergonómico, aunque los expertos resaltan que algún material extra de agarra o antideslizante no vendría nada mal.

Los rodillos se extraen fácilmente para poder lavarlos bajo el grifo. Se extraen y colocan de forma muy sencilla presionando el botón lateral.

Como detalle extra incorpora una luz, que nos facilita ver en detalle cómo vamos realizando el limado.

Ideal para llevarlo en los viajes, porque su peso es de alrededor de 400 gr en total o incluso, para utilizarlo luego de la piscina puesto que solo debemos llevar el limador con carga y ¡listo para usar!

Claro que es muy bonito que tenga sus dos velocidades y tres cabezales limadores distintos, pero debemos tener en cuenta que es un poco más costoso que el Pursonic.

Ped Egg Powerball

El limador eléctrico Ped Egg Powerball está especialmente diseñado para eliminar los callos y durezas gracias a un cabezal giratorio que se adapta a la superficie del pie.

El cabezal tiene un doble eje para que el limador se ajuste de forma cómoda a los callos y las rugosidades a eliminar y poder llegar a todos los ángulos. Además no utiliza cuchillas para no causar ninguna molestia.

Cuenta con una luz LED que sirve de guía para poder hacer la limpieza minuciosamente. Su rodillo gira a 2.000 revoluciones por minuto, una potencia ideal para pulir las impurezas y poder lucir unos pies tersos. Incluso se puede utilizar para limar las uñas.

Su reducido tamaño, 18 centímetros, hace que su uso sea muy manejable. Tiene una batería recargable.

Callous Remover

Otra opción para eliminar las durezas, la piel seca y los callos de los pies. Tiene un cabezal que gira 360 grados que permite acceder a todas las zonas de los pies incluso entre los dedos. No utiliza cuchillas por lo que es muy agradable al usarlo.

Con un simple movimiento de 2-3 segundos en cada zona a tratar es suficiente para tener unos pies y unos talones tersos y suaves. El cabezal se puede sacar del aparato para lavarlo de forma cómoda.

Una luz LED en la parte superior del limador ayuda a perfeccionar su uso. Necesita de cuatro horas para cargarse y una vez completada la carga se puede utilizar durante 50 minutos.

MOSM&OLX

Con un diseño innovador este limador duplica el resultado de su uso al tener dos cabezales que tiene en su parte superior. Permite quitar los callos, la piel áspera y las impurezas de los pies con mayor rapidez. incluso se puede utilizar para el cuidado de las manos.

Es un aparato limpio e higiénico gracias a un útil orificio que expulsa la acumulación de agua que puede generar durante su uso. Tiene un mango ergonómico que se adapta perfectamente a la palma de la mano.

En su interior tiene una potente batería de litio que proporciona hasta ocho horas de autonomía. Se carga con un cable USB.

Última actualización el 2020-01-24 at 08:07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados