fbpx Las mejores depiladoras de luz pulsada • CompraMejor México Saltar al contenido

Las mejores depiladoras de luz pulsada

Depilarse es un tema recurrente que cada tanto llama a la puerta. Maquinilla, máquina eléctrica, cera; cual sea el método no nos libramos. Los tratamientos con luz pulsada o láser, son la opción de depilación mucho más prolongada, que evita tener que estar ocupándonos (y preocupándonos) por el vello de forma recurrente.

Hay diferentes opciones e incluso es algo que podemos realizar en casa tal como lo han hecho nuestros expertos para recomendarnos las mejores, y elegir a la depiladora de luz pulsada Braun Silk-expert IPL como la favorita, para olvidarnos por un buen rato del tema de la depilación.

¿Por qué una depiladora de luz pulsada?

Simple, si queremos dejar de depilarnos de forma sistemática cada cierto período de tiempo, no queda otra que recurrir a un tratamiento permanente.

Cuando el sistema de depilación definitiva salió al mercado, se realizaba en centros de estética con grandes aparatos y profesionales capacitados para manejar éste tipo de novedad.

Muchas personas estaban en duda de si era seguro o no. Hablar de depilación láser, era poner nuevamente el foco en el ojo de la tormenta, del que tanto habían dado de que hablar las camas solares.

A esto había que agregarle que no era un tratamiento sencillo de costear, había que realizarse sesiones periódicas y cada sesión, por no hablar del tratamiento completo, tenía un alto costo.

Como toda novedad, avanza y evoluciona, hasta crear las depiladoras de luz pulsada, mucho más económicas y sencillas de utilizar en nuestra casa. Basta con decir que de un gran aparato operado por profesionales, estas máquinas pueden manipularse por cualquier persona, con una sola mano y sin ninguna capacitación previa más que leer el manual. Además por el costo de un tratamiento completo para un área del cuerpo en un centro de estética, adquieres la máquina de luz pulsada que sirve para todo el cuerpo.

Las depiladoras por luz pulsada funcionan de la misma manera que las de los centros de estética, emiten pulsos de luz que atacan el folículo piloso del vello para detener su ciclo de crecimiento, llevándolo a un estado de reposo. Son emisiones de luz suave que cuidan la piel para no dañarla.

Es cierto que cuánto más oscuro es el vello, más luz absorbe y mejores resultados se obtienen; los vellos más claros (rubio, pelirrojo, blanco o gris) pueden tener alguna dificultad en absorber la luz haciendo que el tratamiento se prolongue un poco más. Con las pieles muy oscuras se debe tener un especial cuidado porque al tener una alta concentración de melanina, pueden presentar decoloraciones si no se siguen las instrucciones de forma adecuada para aplicar los métodos de luz pulsada.

¿Por qué si es tan efectivo hay que realizar varias sesiones? Porque el tratamiento se aplica sobre el vello en crecimiento, y éste crecimiento es irregular haciendo que no todo el vello se encuentre en la misma fase de crecimiento. Si realizamos varias sesiones, atacaremos las fases de crecimiento de todos los vellos.

Si nos preguntamos si es un sistema doloroso, para nada. Si somos muy sensibles al dolor podemos experimentar una punzada leve, pero nada en comparación con los tirones de la cera o el arranque de las maquinillas.

También es bueno aclarar que son tratamiento mucho más prolongados que cualquier otro método de depilación, se los suele llamar “depilación definitiva”, pero lo cierto es que no es que nunca más volveremos a tener vello. La depilación será de forma mucho más esporádica, en cada aplicación el crecimiento del vello se irá debilitando, tardando más tiempo en volver a crecer e ira desapareciendo cierto porcentaje de pelo de forma casi definitiva.

A tener en cuenta

La mayoría de las máquinas que vemos en el mercado para realizar depilación una depilación mucho más prolongada, son de luz pulsada y en muchos casos erróneamente llamadas láser. Entonces vamos primero a diferenciar la depilación láser de la depilación por luz pulsada. No es que sean dos métodos distintos, sino que es el mismo método pero con diferentes técnicas.

La diferencia técnica radica en la forma de aplicar la luz. Las depiladoras láser aplican una luz monocromática que es mucho más fácil de absorber por la melanina (encargada de dar color al vello y a la piel), cuanto más oscuro el vello y la piel, mayor melamina. En el láser, los fotones que componen su luz viajan en la misma dirección y longitud de onda; haciendo que el láser sea continuo, puntual y preciso en un punto, es decir la zona de folículos pilosos que ataca es reducida. Imagínense un puntero láser apuntando a la piel.

Las depiladoras por luz pulsada (por sus siglas en inglés IPL: Intensed Pulsed Light), aplican una luz policromática, en dónde los fotones que componen la luz viajan en diferentes direcciones y longitudes de onda. La luz pulsada no es continua, por eso los pulsos de luz provocan un aumento de temperatura en las zonas con más melanina y disminuyen la temperatura en las zonas con menos melanina, haciendo que la luz pulsada se adapte a varios tipos de pieles y vellos.

Lo que sí cabe aclarar es lo que dijimos en un principio: las pieles y bellos más claros pueden requerir un tratamiento un poco más prolongado; pero la depilación por luz pulsada es apta para todos los tipos de pieles y vellos.

Buenas prácticas

Hay cuidados que son necesarios cuando se está realizando el tratamiento para obtener buenos resultados y no maltratar la piel:

  • No utilizar ningún método de arranque de raíz (maquinillas eléctricas) o cera 15 días antes de la sesión. Si se pueden utilizar las maquinillas de cuchillas, puesto que cortan el vello y no lo arrancan de raíz.
  • Evitar tomar sol entre 6 y 8 semanas antes de empezar, y luego de cada sesión esperar dos o tres días para exponer la piel al sol.
  • Hidratar la piel luego de casa sesión de luz pulsada, de ser posible enfriar la zona luego de cada aplicación.
  • Evitar las zonas tatuadas, porque puede estropear la tinta del tatuaje.
  • Si tenemos algún problema específico en la piel, debemos consultar siempre a un especialista si es recomendable aplicar la luz pulsada.
  • Cuidado con los lunares, son zonas cargadas de melanina y podemos recibir un pinchazo no muy agradable o dañarlo. Lo ideal es taparlos con algún tipo de base clara o bajar la intensidad de la máquina.

Importante

Es importante ser conscientes también que en algunas personas éste tipo de depilación puede ocasionar efectos secundarios; si bien en la mayoría de los casos son transitorios, es importante conocerlos:

  • Lesiones térmicas superficiales, es decir alguna quemadura hogareña.
  • Rojeces.
  • Exceso de pigmentación o decoloración de la piel, que se conoce como hipo o hiperpigmentación.
  • Si nuestra piel es muy frágil pueden aparecer hematomas.
  • Foliculitis, exceso de melanina carbonizada que la piel tiene a eliminar con el tiempo.

Recomendaciones

Vamos a adentrarnos en cuestiones más técnicas que necesitamos saber de una depiladora de luz pulsada. Lo principal es el número de pulsaciones, que no es otra cosa que la vida útil que tendrán las máquinas. Un promedio es que 100.000 pulsaciones de luz pueden equivaler a 5 años de tratamiento. En general los nuevos modelos de depiladoras tienen entre 250.000 a 300.000 pulsos, incluso pueden ofrecer recambios para prolongar su vida útil. Eso sí, a mayor número de pulsaciones, mayor costo de la depiladora.

Las depiladoras tienen una ventana que se mide en “cm^2” que dependiendo el modelo puede tener o no diferente tamaño. Si se están preguntando qué es eso de los “cm^2” (Julios/cm2), pues es simplemente la unidad de fluencia lumínica, la cantidad de energía que se emite sobre un área. Cuánto más alto es el valor de la fluencia lumínica más efectividad para destruir el folículo piloso. Ahora bien, no es que salgamos a buscar como locos depiladoras de miles de “cm^2”; en general, para las axilas o el bikini se recomienda una ventana de 3cm^2, para el torso, espalda o piernas una de 4cm^2 y para la cara una de 2cm^2. En la mayoría de los modelos los cabezales son intercambiables, no es que vamos a tener que tener varias depiladoras para diferentes zonas.

En algunas podemos regular la intensidad, si es baja menor fluencia lumínica y si es más alta, mayor fluencia. El ancho de pulso, que no se suele especificar en los modelos, determinará que además de la intensidad la luz tenga una longitud. Si el haz de luz es muy corto puede no llegar al folículo y perder efectividad.

Varían también en el modo de aplicación de la luz pulsada. Las que cuentan con “modo único”, son aquellas en las que habrá que esperar que la máquina recargue energía para obtener un disparo por medio de un botón; mientras que en el modo “continuo o múltiple” la máquina emitirá el disparo en el momento en que esté cargada. El modo múltiple es el que mejor se adapta para zonas extensas porque es más rápido que el modo único; la desventaja es que es un poco menos impreciso.

Tanto para un modo u otro, debemos esperar a que se cargue; por esto la velocidad de carga determinará cuánto tiempo va a durar el proceso de depilación.

Podemos encontrar las depiladoras inalámbricas o con cable. Aquí nos convendrá evaluar la autonomía de las inalámbricas, puesto que como tienen una velocidad de carga, su autonomía deberá ser suficiente para poder soportar la carga y el depilado completo.

Muchas máquinas incluyen como sistema de seguridad con un sensor de piel que detecta el color de la piel y del vello, para poder ajustar la potencia de la luz pulsada; si no tiene éste sensor, el ajuste se tiene que hacer de forma manual mediante una tabla de tonos que traen incorporada. Otros sensores evalúan la presión que se ejerce sobre la piel, para poder determinar el momento ideal para accionar el haz de luz.

Diferentes tipos de depiladoras de luz pulsada

Para finalizar, debemos saber que hay tres tipos de depiladoras de luz pulsada de acuerdo a su tamaño:

  • Compactas: ideales para viajes por su menor tamaño, o para iniciarse en los sistemas de luz pulsada; pero suelen tener menos potencia haciendo que no sean las más aptas para zonas extensas.
  • Pistola: son parecidas a un secador de pelo, son más pesadas que las compactas pero con potencia suficiente para todas las zonas del cuerpo.
  • Avanzadas: Son las que se suelen utilizar en los centros de estética. Son muy completas e incluso combinan la depilación con otras técnicas para el tratamiento de la piel, pero son más costosas y de mayor tamaño.

La favorita: Braun Silk-expert IPL

Como garantía de producto ofrece reducir el vello visible en 4 semanas y ser capaz de efectuar la depilación de la zona inferior de una pierna en un promedio de 8 minutos, pero ya todos sabemos que esto va a depender también de la cantidad y tipo de vello que tengamos, pero son datos que podemos utilizar a modo orientativo.

Está recomendada por la “Skin Health Alliance” (www.skinhealthalliance.org), una organización internacional que trabaja con dermatólogos y científicos en pos de la salud de la piel.

La velocidad de disparos es de 1.0 a 2.0 sec y funciona conectada a la corriente eléctrica, haciendo que la depilación sea mucho más rápida logrando para piernas enteras, ingles, axilas y bozo un promedio de tiempo de depilación de media o ¾ de hora. Su vida útil es de 300.000 pulsaciones, que se traduce en más de 10 años de tratamiento.

Al comenzar a usarla podemos notar que pesa un poco y seguir una línea continua durante el depilado puede no ser sencillo, pero nada que no sea mejorable en la práctica.

Es del tipo de depiladora que se ajusta al tono de piel de forma automática porque incorpora un sensor “SensoAdapt”, que detecta el tono de piel de acuerdo a la zona del cuerpo adaptando la intensidad lumínica que debe aplicarse, con una velocidad de 80 reads/s; es decir que podemos utilizarla en cualquier parte del cuerpo sin necesidad de cambio de cabezales. Si de sensores se trata, el sensor de contacto hace que solo se emita la luz si la depiladora se encuentra en contacto con la piel, evitando que se desperdicien disparos.

Para grandes zonas del cuerpo como las piernas o la espalda, permite colocar la depiladora en la opción de “deslizamiento” y mantener pulsado el botón que acciona la luz durante su uso, para las zonas más pequeñas bastara con apretar y soltar el botón. En zonas más sensibles como la cara, o incluso durante los primeros usos de la máquina, se puede optar por los modos “suave” o “extrasuave”, disminuyendo la intensidad y temperatura de la pulsación.

Durante su uso, algunos expertos notaron que la zona de la piel puede quemar un poco, es recomendable en estos casos bajar la intensidad, puesto que la depiladora cuenta con dos niveles de intensidad. Ahora también debemos de tener en cuenta que si bajamos la intensidad tardaremos más en obtener los resultados.

Incluso Braun no la recomienda para pieles muy oscuras porque al tener más melanina absorben más luz y puede causar un mayor malestar; tampoco la recomienda en vellos muy claros porque la melanina es menor y puede requerir un tratamiento más prolongado. De todas formas, muchos expertos que la han probado, bajando o subiendo la intensidad han logrado buenos resultados.

Como accesorio extra, desde la aplicación móvil de Braun Silk-expert IPL se puede tener acceso a un calendario de tratamiento personalizado, para realizar un seguimiento y ver el progreso de la depilación.

Como extra trae una maquinilla Venus Gillette, para aquellas zonas en las que no nos animemos con la luz pulsada o para retocar si hiciera falta.

Sabemos que no es quizás de las opciones más económicas, pero si estamos pensando en invertir más de $ 4.000 que es lo que sale en promedio una máquina de éstas, más vale invertirlos en algo bueno y que de los mejores resultados posibles.

Otras opciones

Philips Lumea Advanced 

Si la comparamos con la Braun es una opción menos económica por tratarse de un modelo más avanzado de Philips Lumea. Si nuestro presupuesto es más acotado, ésta depiladora de luz pulsada quizás no sea la mejor opción.

En algunos casos para ver resultados debemos esperar más de 5 sesiones, por ejemplo en el caso del vello masculino; otros en cambio notaron que funciona mejor para ciertas zonas del cuerpo que para otras. Como bien señala el manual, en el caso de pieles morenas o vello muy claro no es recomendable, aunque aquí sucede lo mismo que con la Braun, ya depende más del tipo de piel y vello de cada uno que de una generalidad.

Con esta máquina podremos depilar cualquier zona del cuerpo, solo que deberemos estar cambiando los tres diferentes cabezales por nuestra cuenta para poder depilar diferentes zonas como labio superior, bikini, piernas o axilas. Cada cabezal tiene un filtro UV incorporado que ayuda a proteger la piel en cada disparo, el más grande su tamaño es de 4cm^2 mientras que los más pequeños alrededor de 2,5cm^2.

La selección de la intensidad de la luz pulsada debemos hacerlo de forma manual, si no es la adecuada para el tipo de piel no permitirá el disparo. En algunas zonas elegir la intensidad y que emita el disparo puede ser un poco más complicado, en estos casos se echa en falta un detector de intensidad automático. La velocidad entre pulsación y pulsación es de 2 segundos, y cuenta con más de 250.000 pulsaciones que equivaldrían a unos 8 años de funcionamiento.

Teniendo en cuenta que funciona conectada a la corriente eléctrica, se calcula que entre 15 o 20 minutos podremos depilar ambas piernas, teniendo siempre en cuenta que esto depende de cada tipo de vello. En usos prolongados la máquina tiene a desconectarse por sobrecalentamiento, teniendo que esperar a que se enfríe.

El modo “Slide and Flash” hace que podamos mover la depiladora por superficies amplias de forma continua y que no debemos depender de estar pulsando el botón

Remington

Rebajas

Esta depiladora de luz pulsada cuenta con la tecnología ProPulse la cual va directamente a las raíces del vello. El modelo de Remington sirve para todas las zonas del cuerpo tanto para mujeres como para hombres. Además viene con un accesorio para poderlo usar en la cara.

Tiene un promedio de 100.000 pulsaciones y no necesita repuestos. Cuenta con un modo de disparo automático para tratamientos todavía más rápidos. El fabricante asegura que los resultados se pueden ver a los tres tratamientos.

Esta depiladora tiene una velocidad de disparo de tres segundos y la pantalla de disparo es más grande porque tiene un filtro protector UV para proteger la piel.

Silk’n Flash & Go

Este aparato se puede utilizar por todo el cuerpo pero está especialmente indicado para zonas sensibles como las ingles. El pulsador tiene un tamaño de ‘disparo’ de 4 cm2, ideal para zonas pequeñas. También se puede usar para la cara. El diseño del aplicador Flash & Go permite a los usuarios poder llegar a cualquier área del cuerpo.

Para empezar el fabricante recomienda usar el dispositivo una vez cada dos semanas para las primeras cinco sesiones. Pasado este tiempo, sólo se necesitará hacer el tratamiento una vez al mes.

El vello del cuerpo se volverá más fino y se pueden ver los resultados después de tres o cuatro sesiones.

DEESS

Otra buena opción para depilarse sin tener que desplazarse a ninguna parte. Este modelo de la marca Deess cuenta con 350.000 pulsaciones y no necesita geles para enfriar las zonas donde queremos actuar.

El aparato tiene una ventana de 3,1cm2, más que suficiente para usarlo en todas las zonas, con un filtro UV incorporado para proteger la piel en cada disparo.

Cuenta con un único botón con el que se enciende y se apaga, se ajusta el nivel de acción (tiene de 1 a 5) y se disparan los flashes. Puede lanzar entre 20 y 25 flashes por minuto. El fabricante asegura que reduce el vello al 90 por ciento después de 6-12 sesiones.

Última actualización el 2020-04-10 at 14:07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados