Saltar al contenido

Las mejores sillas de comer portátiles para bebés (periqueras portátiles)

Sentarse juntos a la mesa se convierte, en la mayoría de las familias, en uno de los mejores momentos del día. La trona portátil de Munchkin ayudará a que los bebés coman cómodamente sentados y se familiaricen con la costumbre de interactuar con los demás miembros de la familia.

Recomendaciones

No hay excusa para no comprar una: ni las comidas fuera de casa, ni la falta de espacio. Las sillas para bebés portátiles son ligeras, ocupan poco espacio y se pliegan. Por tanto, su uso y transporte es sencillo y cómodo.

Se puede elegir entre un versátil bolso periquera, una silla elevadora con altura regulable o una silla de viaje ligera y compacta.

Pero, ¡ojo! Es recomendable que no se utilice hasta que el nene sea capaz de mantenerse sentado.

No hay que olvidarse de que no son periqueras al uso, que el respaldo no se reclina y que no envuelven tanto al bebé como los modelos convencionales.

Del mismo modo, hay que fijarse bien en el peso máximo que soportan.

Las silas portátiles consisten en un asiento que se engancha a la mesa o que se coloca encima de una silla de cocina o comedor. Estas periqueras ocupan muy poco y suelen ser más económicas que las sillas estándar.

Una recomendación muy importante es que este tipo de alzadores se utilicen siempre bajo la supervisión de un adulto para que los aproxime lo máximo que pueda a la mesa o las coloque con una pared por detrás. Esto tiene una explicación sencilla. Los bebés, por lo general, no paran quietos y se corre el peligro de volcar.

Se han estudiado de forma detallada las cinco sillas portátiles más populares en base a diversas características, como la seguridad, los materiales, el peso admitido, el tamaño y la edad del bebé.

Los analistas han trabajado con los recursos que han tenido a su alcance y esta comparativa tiene el objetivo de ayudar a los padres a elegir la mejor periquera que se adapte a sus necesidades. Las comidas fuera de casa o los viajes serán así más fáciles de disfrutar por toda la familia.

Summer Infant, medalla de oro

Pensada para niños de hasta 2 años y medio, a simple vista no parece una silla plegable y transportable pero si lo es, incluso está fabricada en plástico hueco, algo que la hace muy liviana de transportar pero no por ello poco  estable.

Su gran base hace que se pueda apoyar tanto en superficies planas como acolchadas, de hecho al ser hueca se encaja perfectamente en superficies mullidas y sus bordes son antideslizantes, evitando que él pequeño resbale al estar sobre ella. Además la sujeción se ve asegurada mediante una cinta pasante por debajo de la silla sobre la cual esté apoyada.

De la misma manera que se adapta a cualquier silla, se adapta a las mesas porque tiene la posibilidad de regular su altura en dos posiciones.

El respaldo se alza cubriendo la espalda de los pequeños hasta la altura de los hombros, además está equipada con un respaldo acolchado mullido para que el niño este sentado a gusto; respaldo que por suerte se puede retirar y lavar sin problema, puesto que ya sabemos cómo se pone luego en cada comida con los pequeños.

La bandeja se puede acercar al pequeño en tres posiciones, incluso podremos prescindir de la misma y acercar al pequeño con la silla hasta la mesa sin problema, opción que a veces nos conviene sobre todo en lugares donde el espacio entre los comensales no es tan amplio. Es removible y se puede lavar en el lavavajillas sin problema.

Para asegurar al pequeño, nos vale el cinturón regulable con tres puntos de sujeción, dos en los laterales y uno en la base del asiento, brindándonos seguridad a los padres y estabilidad al pequeño.

Una periquera fácil de montar y desmontar, plegada ocupa muy poco espacio y se puede transportar sin problema sujetándola desde el asa en la parte posterior del respaldo o colgada desde la misma correa de sujeción.

Chicco Pocket Snack, regulable y versátil

La marca italiana Chicco no precisa de presentación ya que es una firma de referencia mundial que lleva ofreciendo toda clase de artículos de ligera y pesada puericultura desde 1946. Un poco más costosa, pero que nos acompañará desde las primeras papillas hasta que los pequeños puedan sentarse y alcanzar la mesa.

Pensada para pequeños de hasta 22,5 kg. Cuenta con tres diferentes posiciones de altura que permiten acompañar al pequeño durante el crecimiento; pero que también facilitan que la silla se pueda adaptar a cualquier tipo de mesa aportándole un plus de versatilidad.

La bandeja para comer, también es regulable y a lo igual que la altura de la silla, se irá adaptando al pequeño a medida que éste crezca. Para limpiarla con mayor facilidad podemos extraer la bandeja completamente del asiento, lo que no específica el fabricante es si es o no apta para lavavajillas.

Otra ventaja que tiene el hecho de poder extraer la bandeja, es que facilita la tarea de colocar al pequeño en la silla. Gracias al arnés con tres puntos de sujeción, regulable y con cierre de seguridad de encastre; nos aseguraremos de que el pequeño quede firmemente sujeto a la periquera durante toda la comida.

Se sujeta a la silla gracias a dos cintas regulables y con gancho de encastre, una por el asiento y otra por el respaldo, manteniendo el asiento con firmeza. Todo esto se refuerza gracias a sus pies de apoyo con puntas de goma antideslizantes, permitiendo colocar la silla sobre materiales como plásticos o tapicerías sin que ello afecte su estabilidad.

Su respaldo y asiento son totalmente ergonómicos y todos los bordes son redondeados. Los detalles en bajo relieve del respaldo contribuyen a que sea transpirable, ya que la silla está íntegramente fabricada en plástico algo que se agradece a la hora de limpiarla.

Para su transporte además de ser totalmente plegable, incluye una correa regulable para que la podamos llevar como si fuera un bolso, ya que incluso es muy liviana y pesa alrededor de 2,5 kg.

Fisher-Price

Este modelo de Fisher-Price no es solo una silla de comer portátil para niños. Esta silla viene con una bandeja con juguetes para que los bebés se entretengan antes de que llegue la comida o, incluso, para momentos de aburrimiento.

Cuando llega el momento de comer, la bandeja de los juguetes se pueden retirar y el niño/a puede tomar sus alimentos sobre la bandeja de plástico que hay debajo. Las dos bandejas son lavables.

La bandeja de los juguetes tiene una pelota, dos flores que se deslizan y un elefante giratorio. También cuenta con hueco para meter el vaso..

La silla tiene tres puntos de ajustes y aguanta un peso máximo de 23 kilos. Se puede plegar y tiene una correa para llevar la silla sobre el hombro.

Wgwioo

Esta silla es ideal para que los bebés y los niños se sientan plenamente integrados a la hora de comer. Y es que este modelo se engancha directamente en la mesa y los niños son uno más en ella al estar a la misma altura que el resto de comensales adultos.

El montaje es sencillo y rápido. Los brazos y las patas de la silla se ajustan a la mesa. Hay que tener en cuenta que este modelo se adapta a mesas con un grosor de entre 20 mm a 85 mm. Los brazos de la silla son de plástico para proteger la superficie de las mesas.

La silla está recubierta de una agradable tela que se puede sacar para su posterior lavado. Está disponible en cuatro colores: azul, naranja, verde y khaki.

XHHWZB Silla portátil devViaje

Esta silla está diseñada para colocarse encima de una silla tradicional. Tiene una estructura triangular con un soporte de cuatro puntos para que la estabilidad sea óptima.

El bebé se ajusta a la silla con un cinturón de seguridad de cinco puntos con una base antideslizante para que no resbale. La silla se puede ajustar en tres niveles de altura según el crecimiento del bebé. La bandeja se saca para poder limpiarla y tiene un hueco para que el niño deje su vaso.

Es bastante ligera (1,8 kilos) y está disponible en rosa y azul para bebés de 6 a 36 meses.

Última actualización el 2020-11-14 at 13:52 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados