Saltar al contenido

Los mejores kits de coctelería para disfrutar en momentos especiales

Tomarse un cóctel no es algo habitual y saberlos hacer bien todavía menos. Sin embargo, por medios para ponerse a ello no será.

La expansión de este hábito es cada vez mayor y las posibilidades de quedar bien en una cita especial o en una reunión familiar o de amigos también.

Para ello los kits de coctelería son el recurso más idóneo. De entre los elegidos hemos optado por situar en cabeza uno muy completo.

En esta ocasión no hemos primado el precio sino el gran número de piezas que trae, su material de calidad y, muy importante, un factor estético que le hace ser una pieza decorativa más.

Estos juegos de utensilios, muy orientados también al mundo del regalo, facilitan en gran medida el éxito de la combinación final.

Sin embargo, hay que dejar claro que los trucos, la imaginación y la habilidad son fundamentales y esos requisitos no están en el mercado, aunque, prácticamente, todos estos artículos vienen con libretos para elaborar cócteles y hay mucha información en la red.

Cuántos utensilios necesitan los kits de coctelería

La respuesta se intuye: depende del modelo. Para hacerse una idea numérica pueden oscilar entre los juegos más básicos de tres piezas hasta cerca de una veintena que pueden llegar a tener los más profesionales.

Eso en el aspecto cuantitativo, en el de elementos imprescindibles de entre los posibles señalamos la coctelera (más que lógico), el medidor, la cuchara y el colador.

Cuáles

Como hemos señalado en el apartado anterior, el número de elementos del pack es variable. Destacamos los siguiente siete utensilios:

  • Coctelera: Obvio comienzo. En un ámbito lleno de anglicismos también se denomina shaker o mixer. Suelen ser de acero inoxidable con algunas más vistosas con cuerpo de cristal.

En cuanto a capacidad, como referencia van del medio a los tres cuartos de litro, el tamaño este último que resulta más frecuente.

Señalamos sus componentes:

  • Vaso.
  • Filtro.
  • Tapón.

Estos tres elementos son los habituales, aunque las hay también de dos piezas (conocido este modelo como coctelera Boston), una más grande inferior y otra más pequeña que la remata en un vaso pequeño que se usa para contener la mezcla mientras se agita.

  • Medidor o jigger: Uno de los utensilios más identificados con el mundo de la coctelería. Su objetivo no es otro, como es evidente, que medir el volumen del líquido del interior.

Se trata de un vaso que limita la cantidad de bebida que requiere cada cóctel. En función del modelo, el lado más ancho pueda llegar a unos 30 ml y el más estrecho a la mitad.

  • Colador: También conocido, esta vez sin anglicismos, como gusanillo. Es un filtro que se usa para verter el líquido resultante sin que caigan partículas indeseadas como la pulpa o derivados.
  • Mortero: Muy útil para extraer todo el sabor de ingredientes clásicos de estas bebidas como son las hierbas o las frutas.
  • Cuchara: Nada convencional ya que son mucho más largas y, en función de la categoría del modelo, más vistosas.
  • Pinzas para hielo: Componente importante, aunque directamente el cóctel no lleve hielo ya que pueden servir para enfriar en él alguno de los ingredientes.
  • Dosificadores de botella: Tienen el relevante cometido de precisar más la cantidad de líquido que hay que echar de cada uno de los ingredientes.

Qué ventajas tienen los kits de coctelería

Elegimos las siguientes ventajas del set:

  1. Se tendrá a mano cualquier utensilio que se necesite, aunque es posible, y esta sería la única objeción, que no siempre se usen todos en el proceso.
  2. La mayoría de ellos tiene un relevante factor estético hasta el punto de que, si se tiene un espacio reservado, puede hasta ser un elemento decorativo.
  3. Utensilios de buenos acabados.
  4. Comodidad de tener todos los elementos juntos.

Los mejores kits de coctelería

Muy completo y giratorio: X-cosrack

Tal y como se adelantaba en la introducción, el set líder de esta comparativa no tiene en el precio su principal atractivo, pero sí en una óptima relación con su calidad y estética si lo que se busca es tener un juego completo y durable.

Sin duda, como regalo para amantes de este mundo de combinados será un acierto seguro y también para quienes ya tengan cierta técnica en el manejo o se quieran iniciar en ello ya que utensilios trae para ambos casos.

Es tan completo que no solo se limita a los instrumentos específicos para cócteles sino que trae otros más genéricos y comunes como abrelatas de cerveza o sacacorchos.

En total, 19 componentes alrededor de una coctelera de acero inoxidable como el resto de accesorios de este juego de alta gama.

Todo ello cuenta con su lugar correspondiente en un soporte fabricado en plexiglás acrílico que además se puede girar para acceder de manera más sencilla a la herramienta que se precisa durante el proceso.

Además de la calidad del metal que se utiliza, muy adecuado para preservar el enfriamiento de la bebida, el cierre de la coctelera es muy hermético para evitar cualquier fuga mientras se agita.

A todas estas cualidades suma la facilidad de limpieza ya que se puede hacer sin problema en el lavavajillas.

Híbrido de acero y madera: Axidun

También bastante completo y estético y algo más barato, Por número de piezas trae alguna menos (15), pero, no obstante, se trata de un kit más que eficaz para todo tipo de usuario doméstico.

La combinación entre el acero inoxidable de las piezas y la madera del soporte resulta altamente atractiva en su estética.

Para hacerse una idea de la capacidad de la coctelera (550 ml), es suficiente para servir un par de cócteles, es decir no es de gran tamaño.

Sin embargo, ya hemos adelantado en la introducción que tampoco es su aspecto prioritario ya que el manejo aconseja que no sean demasiado grandes.

El soporte de bambú da una anchura de poco más de 20 cm y está perfectamente troquelado para fijar las piezas y que queden estables en su sitio.

Como es habitual en esta gama, este modelo viene acompañado de un librito para elaborar algunos de los cócteles más conocidos.

Estético y económico: Nanwei

Una óptima opción en relación calidad-precio que, si bien rebaja hasta doce el número de piezas, es eficaz para elaborar cócteles que no exijan un despliegue de utensilios específicos y, además, es muy bonito.

La original forma de su soporte de madera de bambú y lo que gana en estética con todas las piezas colocadas en su espacio correspondiente lo hace un artículo ideal para hacer un estupendo regalo por un económico desembolso.

Para ser de gama baja en cuanto a precio incluye una coctelera de notable capacidad con sus tres cuartos de litro de volumen admitido.

Un set robusto, resistente, bien provisto de piezas sin alcanzar a los modelos de alta gama, estéticamente llamativo y a muy buen precio.

Con las piezas básicas: RabbitStorm

Una alternativa de diseño compacto que también mezcla el acero inoxidable de las piezas con la madera como soporte por un precio asequible.

No se trata de un modelo profesionalizado ya que el número de componentes se limita a lo más básico, pero para empezar a manejarse será suficiente y estéticamente lucirá donde se ponga.

Como elementos específicos del mundo de la coctelería incluye los imprescindibles como la coctelera, obviamente, el colador, el medidor y la cuchara larga tan propia de este ámbito de la hostelería.

Para iniciarse: RabbitStorm

También básico en su concepto y más orientado a la utilidad ya que su diseño no es especialmente destacable (viene en una caja redonda buena para regalo, pero sin soporte).

Su precio resulta bastante económico.

Una coctelera de buena capacidad (750 ml) acompañada de contados accesorios para hacer los combinados más populares sin excesiva sofisticación ya que para ello se precisarían más utensilios.

Tipos de cocteleras

Que sea el elemento principal obliga a ser más detallados. Ya hemos aludido a su material, capacidad y componentes. Ahora es el turno de los distintos tipos:

  • Boston: Empezamos por una ya mencionada. Está compuesta por dos vasos que se cierran entre sí de manera hermética. No es un modelo para principiantes ya que demanda técnica de manejo.
  • Manhattan: Del mismo nombre que el célebre cóctel de whisky y vermut rojo, este recipiente ya cuenta con las tres partes ya expuestas (vaso, colador y tapa). Es de alta capacidad en el segmento y, por tanto, se usa para servir varios cócteles a la vez.
  • Cobber: Parecida a la anterior, con el mismo número de elementos, tres, y de las más extendidas. Lo es, principalmente, por ser la más adecuada para iniciarse.
  • Francesa: Otro modelo de dos (vaso mezclador y tapa). Cuenta con sistema de filtrado y no es una alternativa muy extendida, aunque sí fácil de usar.

Qué tener en cuenta antes de comprar los kits de coctelería

  1. Uso: Poco que ver la elección si empiezas a adentrarte en este mundo de la coctelería o ya cuentas con conocimientos avanzados o, incluso, se orienta a uso profesional ya que cada vez están más extendidos estos combinados. En el primer caso, de todos los componentes, la coctelera, el medidor y el colador resultarán las piezas básicas para dar los primeros pasos.
  2. Componentes: Aspecto complementario al anterior. En la horquilla ya mencionada de tres (los anteriores denominados básicos) a cerca de veinte se encuentra sin duda un set para cada necesidad de uso.
  3. Material: En su inmensa mayoría acero inoxidable y, como excepción, híbrida con el recipiente de cristal y la tapadera metálica. Los soportes son habitualmente de madera con el bambú a la cabeza.
  4. Volumen: Ya hemos también adelantado que la capacidad de líquido va de medio a tres cuartos de litro que suelen ser las más utilizadas.
  5. Estética: Aunque tenga un fin práctico, los pack de coctelería suelen ser bastante vistosos y es por ello que el diseño no es asunto menor si, además de elaborar, ricos combinados quieres presumir de decoración.

Modo de limpieza de los kits de coctelería

Aportamos finalmente unas pautas para mantener en buen estado los kits de coctelería:

  • Lavar a mano las piezas con agua tibia y jabón si se quiere ser muy exhaustivo ya que se pueden meter en el lavavajillas.
  • Secarlas bien con un paño suave y limpio.
  • No acumular una pieza encima de otra para evitar que se rayen.
  • Para evitar desinfecciones, no está de más remojar de manera periódica en bicarbonato de sodio piezas como los medidores o dosificadores.

Última actualización el 2021-05-08 at 23:57 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados