fbpx Los mejores karaokes para cantar en casa • CompraMejor México Saltar al contenido

Los mejores karaokes para cantar en casa

El karaoke (‘orquesta vacía’ sería su traducción del japonés) se ha convertido en un invitado habitual de todo tipo de fiestas. Cuando empezó a expandirse esta forma de entretenimiento de origen nipón lo habitual era acabar en un local que dispusiera de estas máquinas.

Pero hoy se puede disfrutar en casa gracias a los karaokes domésticos que han ido creciendo en prestaciones y modelos.

Básicamente, un karaoke se compone de una entrada de audio, un modificador de tono y una salida de audio. Sobre estos tres ejes las posibilidades son variadas y la calidad del sonido también.

Su función es pues mezclar la voz de quien se pone delante del micro con la música del vídeo musical que se interprete de modo que ambos sonidos conformen una sola señal de audio que es la que se escucha.

Aunque el abanico de modelos es extenso, y por tanto también sus precios, hay que decir que hoy en día es posible adquirir a un precio económico un producto satisfactorio para aficionados.

También conviene aclarar que la inmensa mayoría de los karaokes, y más si se trata de los domésticos, requieren la conexión de otros terminales como la pantalla o los altavoces. Y es que salvo que estemos comprando un aparato profesional, lo casero y asequible no ofrece por sí mismo la parte musical y visual a la vez.

De la siguiente selección optamos por el modelo Karaoke USA que, aunque está situado en la gama alta por precio, realmente ofrece una óptima calidad y muchas prestaciones, incluida una cámara para grabarse.

¿Cómo funciona?

En el caso de los karaokes domésticos, que son los que aquí nos ocupan, todos se conectan de manera sencilla al televisor para ir viendo la letra de la canción en la pantalla.

Todas las conexiones pasan por el elemento fundamental, que es el amplificador. Tanto la que se dirige al televisor, como los altavoces y los micros.

El karaoke de toda la vida, en versión casera, necesita pues para funcionar cuatro elementos: el amplificador, al monitor, los altavoces y los micros.

Hay otras opciones como es ‘comprar’ e instalar las aplicaciones disponibles para reproducir voz y música a través de un ordenador.

¿De qué se compone?

Amplificador: Es el núcleo central del producto ya que lleva la imagen y el sonido a través de sus correspondientes terminales. Y en él se pueden alterar los distintos parámetros del sonido como el volumen o los tonos graves, medios o agudos.

Monitor: Se encarga de la reproducción de los vídeos ya sea en formato pantalla de TV, monitor de ordenador de mesa, portátil, tablet…

Altavoces: Obviamente, son la pieza fundamental en la calidad del sonido que se genere. No hay que olvidar, además de sus prestaciones tecnológicas, el espacio que pueden ocupar en la casa, para adaptarnos al sitio que tenemos.

Micrófonos: En plural, porque es habitual compartir las canciones con familia o amigos. Al igual que en el caso de los altavoces, la fidelidad con la que recojan la voz marca su calidad y también su precio.

Características a tener en cuenta

Portabilidad.- Es un factor muy a tener cuenta en función del uso que se pretenda dar al karaoke. Por eso el tamaño y el peso reducidos son parámetros a tener en cuenta cuando se usa con frecuencia y acostumbramos a llevarlo a casa de familiares o amigos. Hay modelos que no superan los 30 cm de alto ni el kilo y medio de peso.

También el diseño es importante ya que hay modelos construidos en forma de torre que resultan incómodos de transportar aunque no pesen en exceso.

Conectividad.- Los avances tecnológicos han ampliado sensiblemente sus opciones e importancia. Tanto que merece la pena pagar algo más si ello redunda en un mayor abanico de conexiones.

La conexión, como es lógico, depende del terminal que se vaya a utilizar. Puede ser HDMI en el caso de los televisores, cables RCA también para TV, entrada USB, clavija Jack o tarjetas de memoria Secure Digital (SD) que junto a la toma USB, se han impuesto claramente al antiguo compact disc.

Bluetooh.- Ya viene en la gran mayoría de los altavoces para karaoke. De este modo se facilita la reproducción sin cables sincronizando desde la tablet o el móvil.

Autonomía.- En aquellos modelos pensados para utilizar en el exterior es un factor también a considerar. La duración de una batería puede oscilar, según modelo, entre 1 y 7 horas.

Entrada de micrófonos.- Es muy recomendable comprobar si tiene entrada para uno o dos ya que el karaoke es casi siempre un entretenimiento compartido.

Tipos de karaoke

Para niños.- Muy ligeros aunque, por razones obvias, resistentes. Fáciles de usar y, normalmente, con una pequeña pantalla incorporada para que los más pequeños lean las letras de sus canciones.

Suelen estar diseñados a modo de juguete con estampaciones y dibujos. Los micros llevan cables para evitar que se pierdan.

Doméstico.- Cuentan con una amplia gama de posibilidades en función de los objetivos que se busquen y el dinero que se quiera invertir en ellos.
El karaoke tipo en esta gama suele ser un aparato ligero, económico y de un tamaño razonable para no ocupar demasiado espacio.

Profesionales.- Diseñados para negocios, aúnan grandes prestaciones técnicas acordes con sus precios. habitualmente son muy duraderos, mucho más aparatosos y con una elevada potencia ajustada al tipo de local que lo instala.

Los micros son inalámbricos para facilitar los movimientos de quienes se lanzan al escenario. Y suelen contar con pantallas adicionales para seguir leyendo la letra sin importar la posición de quien lo usa.

El favorito, Karaoke USA

Un karaoke doméstico de gama alta con pantalla incluida para que podamos seguir letra a letra las canciones.

Cuenta con dos cuadros de mandos, uno en la parte superior y otros dos a cada lateral. Permite modificar el eco, equializar sonidos, controlar el volumen de salida de audios y los micros, grabar audio y vídeo o incluso solo nuestra voz para registrar nuestras performance, etc.

La pantalla tiene 7 pulgadas, lo que nos permitirá ver las letras con claridad siempre que no nos alejemos mucho del dispositivo. Viene con dos micrófonos con cable largo y clavijas Jack que permiten moverse con facilidad si el tema que se canta así lo demanda. Completan la experiencia una potente bocina de con amplificador de 35W.

Su multiconectividad con Bluetooth, USB, tarjeta SD, MP3G, CD y DVD le dota de una gran versatilidad. No debemos pasar por alto que tiene un pequeño soporte que permite colocar dispositivos que tengamos conectados al karaoke como el smartphone.

Otro detalle que suma a la atmósfera, son las luces LED destellan y se sincronizan con la música. Como extra tiene un mando a distancia que funciona con 2 pilas AAA.

Dado su volumen y su peso, no está dentro de los karaokes portables. Para llevar a todos lados hay otras opciones dentro de esta comparativa. Pero es un modelo ideal para fiestas con amigos o reuniones familiares.

Frozen 2, ideal para los más chicos

El karaoke no es cosa de grandes, seguramente en muchos cumpleaños infantiles este entretenimiento sea parte central de la fiesta ya que mantiene entretenidos a los pequeños por horas.

Súper liviano supera apenas los 2 kg y con medidas de 22 x 15 centímetros, es ideal para que los más chicos puedan manipularlo sin ocasionarle daños.

Los mandos son muy básicos, pero también esa simplicidad hace que los niños lo puedan utilizar sin problema. Control de eco, de volumen independientes para los micros y de volumen general son algunas de las funciones entre la que se destaca el control automático de voz, para que mientras canten la función avc baje automáticamente la voz de la canción que está sonando.

Además del llamativo diseño con el característico celeste hielo de Frozen, el karaoke nos tiene preparado un espectáculo
de luces LED multicolores que funcionan sincronizadas con la música tanto en interiores como en exteriores.

En cuanto a su conectividad, se puede sincronizar con Bluetooth, reproduce CD y CDG que facilita que el karaoke se conecte a la TV para poder ver y seguir la letra de las canciones.

Además de su uso como karaoke resulta muy eficaz como altavoz portátil para escuchar música enviada desde distintos terminales. Viene con un micro incorporado, aunque la conexión Jack permite cualquier otro tipo de micrófonos.

La potencia de sonido no es de las mejores, pero teniendo en cuenta que esto estará cerca de los pequeños, proteger sus oídos tampoco estará nada mal.

KAMLE, un minimalista de calidad

Un modelo más minimalista, pero muy versátil. Se puede conectar al smartphone vía Bluetooth, y soporta formatos USB y APP. La ventaja de poder sincronizarlo con el móvil, es que nos permite tener acceso a plataformas como YouTube, Pandora o Spotify y cantar cualquier lista de reproducción que tengamos preparada para la ocasión.

Viene además con dos cables, uno con terminal USB y otro con terminal Jack que nos permiten un poco más de juego en cuanto a su conectividad.

La calidad del sonido es buena, siempre teniendo en cuenta que la potencia de un aparato portable nunca va ser la misma que un karaoke de dimensiones mayores.

Muy pero muy fácil de usar, tiene unos botones multifunción para cambiar el modo, ajustar el volumen, cantar y reproducir música.

Funciona con una batería de litio recargable con una autonomía de 9 horas dependiendo del uso. Este modelo fabricado con aleación de aluminio solo viene en color dorado. Es sin dudas el karaoke ideal para llevar en vacaciones.

Croove, compacto de alta gama

Un poco más costoso que otros karaokes, pero con unas prestaciones de un equipo profesional. Es fácil de conectar a cualquier tipo de terminal como el smartphone, la tablet, el ordenador, la TV o dispositivos Echo. Bluetooth, entrada y salida AUX, USB o tarjeta SD es lo que podemos encontrar entre sus conexiones.

Su potencia y sonido, poco tienen para envidiar a otros aparatos. Sonido dinámico y nítido que permite su uso tanto en interiores o en le jardín, luego de la barbacoa.

Es pequeño y portable, como les dijimos ideal para utilizar fuera de casa ya que además, la autonomía es increíble, alrededor de 11 horas de funcionamiento con el volumen en máximo. Permite conectarse a

Se puede manejar desde los diversos controles o valernos del mando a distancia. Incluso permite mezclar ritmos y ajustar el control de graves, trebles y el eco.

Pensado no solo para llevarlo a cualquier fiesta, sino que es ideal para competencias o para duetos, ya que viene con 1 micrófono con cable y un 1 micrófono inalámbrico.

Singing Machine, para darlo todo en el escenario

Si bien es uno de los más caros de la comparativa, cuenta con una gran potencia gracias a sus dos torres de sonido a lo que se le suma el plus de una pantalla que nos permite ir siguiendo las letras.

Las funciones no difieren de otros karokes, control de eco, volumen de los micros, volumen de salida, ecualizador y la posibilidad de grabar las actuaciones.

Las dos torres de sonido junto con el soporte central para dispositivos con pantalla, son sin dudas las estrellas del Singing Machine.

En cuanto a la pantalla, cuenta con un tamaño de 7 pulgadas y todo un menú de funciones que nos permitirán seguir al pie la letra desde plataformas como You Tube o valiéndose de las conexiones Bluetooth o SD. Si preferimos podemos conectarlo a la TV gracias al cable HDMI.

Las torres de sonido cuentan con 5 bocinas cada una que hacen un total de 10 y que nos darán una potencia digan de cualquier show en vivo.

Eso si, se trata de un karaoke que supera los 5000 pesos y que además ocupa un gran volumen de guardado.

Última actualización el 2020-02-21 at 16:17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados