Saltar al contenido

Los mejores exprimidores eléctricos

Empezar el día con un desayuno equilibrado es garantía de rendir física e intelectualmente durante la jornada, además de mantener la báscula a raya. Por eso tomar fruta, ya sea entera o en jugo, es muy importante, porque se obtiene la energía requerida para llegar bien hasta el mediodía.

El jugo de naranja es el más consumido y el que gusta tomar en cualquier momento. Es saludable para el organismo debido a su elevado contenido en vitaminas y minerales. Por ello contar con un buen exprimidor que facilite el trabajo y aproveche al máximo la fruta, como el modelo [amazon link=»B076H9WBFR» title=»RCA»], es esencial para disfrutar de un jugo natural a cualquier hora.

[amazon box=»B076H9WBFR» description=» «]

Para realizar una buena elección hay que fijarse que el exprimidor tenga una potencia de entre 40 y 100 vatios, una capacidad del recipiente suficiente, una fácil limpieza y el precio. En el mercado se encuentran desde modelos tradicionales económicos, hasta otros más profesionales por un valor mucho más elevado.

Sabiendo en qué hay que fijarse para acertar en la compra y tras realizar un estudio donde se han tenido en cuenta las opiniones de los expertos, se han seleccionado los 5 mejores exprimidores eléctricos que se detallan a continuación.

El favorito: RCA

[amazon box=»B076H9WBFR» description=» «]

Una marca que nos tiene acostumbrados a electrodomésticos buenos, bonitos y baratos.

Con una potencia de 40 W, podremos exprimir cítricos como naranjas, toronjas, limas, limones o incluso pomelos, sea cuál sea su tamaño.

El diseño de los cuatro laterales del cono exprimidor, más finos en su parte superior y más delgados en la base, junto con estar intercalados a diferentes alturas hacen que podamos exprimir cualquier cítrico independientemente de cuan tupida que esté la pulpa.

Con dos direcciones de giro es ideal para aprovechar todo el jugo de la fruta, ya que muchas veces en este tipo de exprimidores, al girar en un solo sentido se termina aplastando la fruta y no aprovechando todo el juego en su interior.

Si de capacidad se trata, el RCA no la tiene, puesto que ni bien se va exprimiendo la fruta, el jugo se cuela y cae directamente en el vaso.

El pico de vertido es bastante ancho, pero lo suficientemente inclinado y cerrado para que el jugo no se escape fuera del vaso. Un detalle que notan los expertos es que puede que no todos los vasos encajen perfectamente bajo el pico, sobre todo los que son muy altos. Luego, el diseño cóncavo de la base facilita que cualquier vaso que se ajuste a la altura se acomode sin problema para el vertido del jugo.

La base antideslizante hace que el trabajo sea mucho más cómodo y evita que el exprimidor se mueva mientras lo utilizamos.

Todas sus partes se desarman de forma sencilla y limpiarlas nos ocupará poco tiempo. Un consejo que añaden los expertos es no dejar secar la pulpa en le exprimidor y lavarlo inmediatamente después de su uso, para evitar que se pegue y luego sea más complicado quitarla.

De dimensiones 22 x 16 cm, se pude guardar en cualquier rincón aunque lo ideal es hacerle un hueco en la mesada, para disfrutar de un rico jugo por la mañana.

Como medida de seguridad, evita el sobrecalentamiento mientras lo utilizamos y si detecta alguna temperatura elevada por el uso, se apagará automáticamente.

Uno tradicional: Breville 800CPXL

[amazon box=»B000A76VCY» description=» «]

Con un mecanismo similar al de los exprimidores antiguos, pero con el diseño y los acabados modernos de hoy en día.

El Breville está fabricado en acero inoxidable, un material estupendamente higiénico y durable en la cocina.

El diseño del cono exprimidor desarrollado por la marca en forma de “Quadra-Fin”, con cuatro aspas y una punta pronunciada, permite extraer el jugo por completo sea cual sea el tamaño de la fruta o la dureza de su pulpa, desde una lima hasta una toronja, nada podrá resistírsele.

Pero la gloria de la efectividad no se la lleva solo el cono exprimidor, sino que parte del gran trabajo lo hace el brazo activo, que ayuda a presionar las mitades de los cítricos para minimizar el esfuerzo y obtener el mayor jugo posible. Su diseño es ergonómico y revestido en plástico, para facilitarnos el agarre y no tener que realizar tanta fuerza la hacer presión.

Al realizar presión con el brazo activo, el cono comenzará a funcionar y a medida que extraiga el jugo lo irá colando y volcando directamente en el vaso gracias al colador incorporado y el pico vertedor. Es recomendable que cada movimiento del brazo lo acompañemos, puesto que si lo soltamos de golpe podremos tener algún tipo de problema en el funcionamiento.

Según los expertos, el diseño cóncavo de su base ayuda a colocar el vaso, pero a lo igual que el RCA debemos tener en cuenta que quizás no todos los vasos puedan acomodarse bajo el pico.

De dimensiones un poco mayores que el favorito, 27.9 x 45.7 x 22.9 cm y por su acabado de diseño, está más pensado para tenerlo sobre la encimera y que haga juego con el resto de electrodomésticos, que guardado en una alacena.

Cuenta con una base antideslizante y un detalle de su enchufe es que tiene un pequeño orificio que permite extraerlo con más facilidad.

Cuisinart

[amazon box=»B004VS32HA» description=» «]

Un exprimidor para los más aficionados a los jugos. Este modelo de la marca Cuisinart tiene una función para el control de extracción de la pulpa según el gusto de cada uno (bajo, medio y alto).

También cuenta con otra función denominada final-spin que extrae más jugo de la pulpa de cada pieza de fruta y un cono extractor automático con exprimidor universal antigoteo.

Es un exprimidor de pequeñas dimensiones (17,1 x 20 x 31,1 centímetros) por lo que es perfecto para instalarlo en cocinas pequeñas. Su cuerpo es de acero inoxidable de la alta calidad y todas sus piezas se sacan del aparato para poder lavarlas.

Braun CJ3000, el icónico

[amazon box=»B00IYIETIE» description=» «]

La prestigiosa marca de electrodomésticos Braun ha ideado el [amazon link=»B00IYIETIE» title=»modelo CJ3000″] para los más nostálgicos que buscan un exprimidor de corte clásico, compacto, de fácil limpieza y a un buen precio. Destaca por su sistema de pulpa regulable con el que se selecciona la cantidad que caerá en el jugo. Tiene una potencia de 20 vatios por lo que el consumo eléctrico es mínimo.

Dependiendo de la cantidad de jugos que se hagan, se deberá tener en cuenta este dato porque no es especialmente rápido.

La rotación de su cabezal en 2 sentidos sacará el máximo partido de cada pieza y, gracias a su recipiente transparente de 350 ml con medidor, se puede ir viendo la cantidad que se lleva exprimida. Esto es perfecto para calcular las medidas para cualquier receta.

Se desmonta en pocos pasos y es apto para el lavavajillas. Los expertos recomiendan su lavado en cuanto se termine de utilizar o pasarlo por agua para quitarle lo mayor antes de meterlo en el lavaplatos. De no hacerse así y al ser un aparato de plástico, los cítricos pueden teñir la superficie y darle un aspecto poco higiénico. Para eso existe este mismo modelo en color negro.

Proctor Silex 66335

[amazon box=»B00SYD2X6Y» description=» «]

Pequeño, barato y de fácil uso. Este aparato viene con dos exprimidores (uno grande y otro mediano) para que puedas elegir cual poner dependiendo de la fruta a exprimir. Tiene un botón para controlar hasta en cinco posiciones el nivel de pulpa. Algunos expertos aseguran que no tiene excesiva potencia.

La jarra donde cae el jugo exprimido, con capacidad de hasta un litro, se puede sacar del exprimidor y llevar directamente a la mesa.

Por su tamaño (18 x 17 x 21 centímetros) se puede guardar en cualquier armario después de su uso. Todas sus piezas son resistentes y se pueden meter en el lavavajillas.