Saltar al contenido

Las mejores correas extensibles para perros

Tener un perro en casa es fantástico, pero también una gran responsabilidad. Entre las obligaciones como dueños están los paseos diarios. A la mayoría de los amos les gustaría llevar a su mascota suelta, pero la normativa lo impide. Por eso, para ayudar a disfrutar las salidas con los amigos peludos fuera se han inventado las correas extensibles, como la favorita de esta comparativa: la IBO, que ofrece las mejores prestaciones para cualquier tipo de raza.

Rebajas

Las correas extensibles para perros son aquellas que cuentan con un cordón de nailon, plomo o cuerda de entre 3 y 8 metros (depende del modelo) y que se estira o se retrae. La correa queda enrollada de una pequeña caja de plástico, de diseño anatómico, que dispone de un mecanismo de retracción accionado por un botón para que el dueño controle a su perro en todo momento.

Con este tipo de correa, gracias a la largura de la cinta, los perros se sienten en semilibertad, lo que les facilita olisquear y jugar. Adiestrado correctamente, el perro no se volverá “loco” ante cualquier estímulo externo. Pero no todos obedecen las órdenes o son amigables con otros congéneres, de ahí que la correa extensible se convierta en un aliado indispensable.

Hay cientos de modelos en el mercado y, antes de comprar una, habrá que pensar en la corpulencia de la mascota. Dependiendo del tamaño del perro se debe optar por una lo suficientemente resistente para que el animal vaya al paso que le apetezca sin tirar cada vez que descubre algo interesante.

Además del tamaño, también hay que valorar el carácter del can. Si es tranquilo y no suele dar tirones cualquier correa adaptada a su talla estará bien. Pero si es nervioso y acostumbra a darlos, habrá que elegir una reforzada para evitar roturas.

Una vez analizado esto, ¿cuáles son las partes y características de la correa extensible que conviene saber?

  • El mango: es preferible que tenga un diseño ergonómico y que esté fabricado con materiales antideslizantes para que no se escape de la mano.
  • La cinta o cordón: va desde los 3 hasta los 8 metros. El material más utilizado debido a su gran resistencia es el nailon, pero las hay de plomo, cuerda o acero. Puede ser plana o tipo cordón fino (los dos sistemas son buenos). El cordón se enreda y atasca menos, pero podría resultar abrasivo para la piel; la cinta es más suave y no quema si se toca durante el recogido, pero es propensa a enredos y atascos.

Una vez que se tiene clara la elección, no hay que olvidar que los metros de extensión dan libertad al perro, pero lo alejan del dueño a la hora de ejercer el control. Los expertos en adiestramiento recomiendan acostumbrar al amigo peludo a caminar junto al dueño. Esto evitará accidentes si, por ejemplo, la correa se enreda en las piernas de alguien.

Habrá que vigilarlos de todas formas cuando se adelanten unos metros y se crucen con otros animales o personas o haya que pasar un paso de cebra. Este será el momento de usar el botón de retención.

Con estas pautas y un poco de sentido común, las correas extensibles como las de esta comparativa se van a convertir en las mejores aliadas, como ya se ha mencionado.

La favorita: IBO

Rebajas

Retráctil, cómoda y con buenos acabados. Una buena correa que nos brindará seguridad y tranquilidad durante los paseos; pensada para todas las razas de hasta 23 kg.

Sujetar la correa suele ser incómodo y siempre tenemos miedo de que se nos escurra, los que tenemos perros grandes sabemos que esto es se puede convertir en todo un ejercicio físico. Al menos el mango ergonómico de la IBO nos facilitará la tarea, y al estar fabricado en goma no será tan sencillo que se nos escurra de las manos. En su interior tiene una loma, que nos ayuda a colocar la mano en una posición correcta y a no realizar tanta fuerza en el agarre.

La correa está fabricada en poliéster trenzado, que permite mayores esfuerzos y soporta mejor el desgaste.

Es extensible hasta 5 m, se controla con la misma mano con la sujetamos desde el botón superior y al que se llega con total facilidad; permite al presionarlo soltar, retraer o frenar la soga desde el mismo botón.

Dependiendo de la experiencia de cada uno con estas correas, tomarle la mano al botón retráctil si nunca usamos correas de este tipo puede costar un poco, pero nada que un par de días de práctica no puedan solucionar.

La parte más importante es la unión de la correa al collar, porque una falla aquí nos hará correr tras nuestro amigo peludo. El gancho es de metal sólido y desde la pequeña palanca se coloca al collar; se sujeta a la correa mediante una unión reforzada de plástico y no una costura como sucede en muchas correas, resistiendo mejor a los tirones.

Un detalle que los expertos resaltan es que la carcasa de la correa es totalmente cerrada y no tiene ningún sistema de apertura; en caso de que la correa se pudiera trabar o enroscar, no tendremos manera de abrirla.

Una multifunción: ACS

Rebajas

Una completa multifunción para que a los paseos no les falte nada. Con un largo de 4, 5 metros y pensada para perros de hasta 20 kg.

En cuanto al funcionamiento de la correa es similar al de la IBO, desde un botón accesible con la misma mano con la que la estamos sosteniendo podremos retraer, soltar o frenar la correa. Un botón extra permite bloquear y desbloquear el sistema, el cual también se puede manejar desde la misma mano y que le aporta un plus de seguridad.

Su diseño es ergonómico y proporciona un buen agarre, claro que no tiene los detalles de diseño ni el confort que nos puede brindar la IBO, pero tampoco resulta incómoda de llevar.

Un gancho de aluminio sujetado de manera reforzada a la correa, nos permite colocarla y quitarla del collar de forma segura y sencilla.

Más allá de disfrutar del sol y del aire libre, nuestras mascotas tienen como parte de su itinerario de paseo, realizar sus necesidades. La correa en su parte inferior tiene un depósito de bolsas para que podamos juntar sus necesidades y botarlas a la basura. Si bien con la correa viene incluido un rollo de 20 bolsas, su recambio es muy fácil de conseguir ya que cualquier repuesto de este tipo de bolsas le vale.

Si somos de los que al volver del trabajo, damos un paseo con nuestro amigo canino y suele ser de noche; la correa trae consigo una linterna que nos permite ver nuestro perro pero también iluminarle el camino mientras nada. Un detalle a tener en cuenta es que funciona con 3 pilas AAA.

Cuenta con unas medidas de 20 x 15 cm, algo más grande que las correas habituales debido a los accesorios extra que trae, pero lo bueno es que son desmontables; así que aquí los expertos dejan en mano de los usuarios sopesar lo que más les conviene para tener unos agradables paseos.

Correa doble: Wigzi Dual Doggie

Seguro que todo el mundo ha visto alguna vez por la calle alguna persona paseando más de un perro con varias correas y se habrá fijado que no resulta tarea fácil. Para estos casos se ha diseñado Wizgi Dual Doggie, para que los paseadores que tengan 2, 3 o 4 perros no arriesguen su integridad física cada vez que salen de casa.

Este modelo doble tiene una construcción robusta perfecta para resistir los tirones de perros enérgicos que pesen hasta 22,6 kilos. La carcasa está hecha de polipropileno y la cinta, de 3 metros de longitud, es de poliéster. El asa es ergonómica antideslizante y tiene un mecanismo de bloqueo individual codificado por color, verde y naranja, para saber qué perro debe frenar. También incorpora otro botón con el que se bloquea la cinta de los dos a la vez.

Con su acción giratoria, evita enredos haciendo el paseo seguro y agradable. Y con sus características reflectantes va muy bien para las salidas de noche.

Alta resistencia: Tomlov correa retráctil para perros

La correa Tomlov es apta para todo tipo de perros de hasta 50 kilos. Con la cinta de nailon de 5 metros el perro camina sintiéndose libre, pero con seguridad por su mecanismo de retención.

Ha sido fabricada con materiales de primera calidad y testada con todo tipo de pruebas antes de su salida al mercado para garantizar la máxima seguridad ‒tanto del sistema retráctil como de la cinta de nailon‒, de modo que evita roturas, enredos o quemaduras.

El mango es ergonómico para facilitar la sujeción e incluye un accesorio para guardar las bolsas higiénicas.

Ideal para la noche: Flexi

Las correas Flexi dan total confianza, están fabricadas en Alemania y cumplen con altos estándares de calidad. Cada correa se ensambla a mano y antes de salir de fábrica, pasa más de 90 controles.

Se enrollan y desenrollan con gran suavidad, para que el perro se mueva en todas las direcciones bajo control. Las correas Flexi  no quedan colgando, ya que su mecanismo interno de muelles mantiene el cordón con una ligera tensión.

La empuñadura es cómoda y ergonómica. Incorpora un intuitivo y rápido sistema de frenado o bloqueo que se activa con el dedo pulgar.

Tanto el mango como la correa es reflectante para que en las caminatas de noche sean visibles.

La correa Flexi cordón se fabrica en 3 tallas: XS, con 3 metros de longitud y apta para ejemplares de hasta 12 kg; S, con 5 metros para perros de hasta 15 kg y en este caso la M/L con 5 metros y para perros de hasta 50 kg respectivamente.

No requiere de ningún cuidado en especial excepto si se moja, porque entonces hay que sacar la correa en su totalidad y dejar que se seque.

Los expertos advierten que se debe tener cuidado y no agarrar la correa directamente por el cordón porque puede provocar quemaduras en las manos.

Última actualización el 2021-05-08 at 23:57 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados