fbpx Las mejores parillas eléctricas • CompraMejor México Saltar al contenido

Las mejores parillas eléctricas

Llega el fin de semana y nos gusta pasar el día al aire libre o quizás invitar amigos o familiares a casa. Sea cual sea el plan, la comida siempre es parte fundamental de cualquier encuentro.

Una buena opción es realizar una parrilla, claro que esto no siempre es sencillo o viable. Una solución para no dejar el plan por el camino son las parillas eléctricas. Luego de varias piezas asadas, los expertos recomiendan como favorita a la Severin PG 8544; la organización del evento ya se lo dejamos en vuestras manos.

¿Por qué una parilla eléctrica?

Hacer una parilla es una actividad de disfrute con amigos y familia, como excusa para celebrar un cumpleaños o un acontecimiento importante, o simplemente por el placer de asar y de comer alimentos con un sabor diferente al habitual cocinado.

Se adaptan a todo tipo de alimentos, carnes, verduras, pescados, etc. Podemos utilizarla incluso como una cocina en sí, valiéndonos de otros accesorios como cuencos de hierro o barro para cocer quesos, huevos, alubias, etc.

Cocinar a la parrilla es una opción sana, porque no necesita de aceites ni añadir ningún tipo de grasa extra. La grasa de los alimentos, por ejemplo en la carne, es un problema para aquellos que tiene colesterol; al cocinar en la parrilla la grasa se escurre, logrando obtener alimentos más saludables.

Las parillas eléctricas por su tamaño son ideales para espacios abiertos pequeños como terrazas o balcones. Otra ventaja para estos espacios es que las parillas eléctricas no hacen mucho humo en comparación con otras parillas a leña, carbón o gas.

Además por ser más pequeñas, hacen que sean mucho más sencillas de limpiar y de mantener. No tenemos que quitar restos de leña, ni estar pendientes del recambio de una bombona de gas.

Son portátiles, haciendo que podamos movernos con ella e incluso poder realizar una parilla al aire libre en espacios como campings o conectadas a una caravana.

Mucho más accesibles que una parilla de gas o de leña, las parillas eléctricas que se adaptan a distintos presupuestos.

A tener en cuenta

Como suele suceder con la mayoría de los aparatos de cocción eléctricos, tienen un termostato que permite controlar la temperatura de cocción. El termostato tiene incorporado un piloto de apagado, así cuando alcanza la temperatura indicada, se apaga para evitar sobrepasar la temperatura seleccionada ahorrando además energía. Si la temperatura de la parilla desciende, volverá a encenderse hasta alcanzar nuevamente la temperatura de cocción seleccionada.

El manejo del termostato es muy sencillo, quizás pensemos que por tratarse de una parilla tendrá alguna sofisticación pero no es así. En general el termostato permite temperaturas en tres niveles: alto, medio y bajo.

Debemos prestar atención a la potencia que utilizan, primero para medir el nivel de gasto energético que tendremos, y segundo porque cuanta más potencia tengan más velocidad y efectividad en asar tendrán. Lo ideal es que manejen una potencia en el rango de los 2000-2500W.

La superficie de cocción es una característica clave que dependerá del uso que le queramos dar. Si estamos pensando en que parilla es sinónimo de fiesta, familia y amigos, debemos pensar en una superficie de gran tamaño. Si por el contrario queremos asar, pero el espacio en el balcón es reducido, tendremos que pensar en una parilla con una superficie de menor tamaño y menor capacidad. En éste aspecto, una superficie más grande necesitará una mayor potencia y aun así los tiempos de cocción serán más lentos. Para tener un parámetro, mejor una superficie de 30 cm2 en adelante.

El depósito de agua, que la mayoría de modelos trae incorporado, tiene la función de juntar la grasa excedente y evitar el exceso de humo. Esto no evitará que la grasa caiga sobre la resistencia, pero al menos luego podremos quitarla de forma sencilla con un paño húmedo.

Los materiales más aconsejables para una parilla son el acero inoxidable y el hierro fundido, además tiene la propiedad de transmitir el calor de manera uniforme. El aluminio es mucho más liviano y además tiene la desventaja de transmitir demasiada temperatura a los alimentos pudiendo quemarlos; además por ser un metal pesado, no es muy recomendable su contacto con los alimentos.

El tamaño, puesto que si estás pensando “qué más da, va a estar en el balcón” déjame decirte que un artefacto eléctrico mejor protegerlo del polvo y la lluvia; debemos contemplar entonces su espacio de guardado o al menos colocarlo en un sitio a cubierto después de su uso. Obviamente que si de medidas se trata, debemos contemplar que la parilla que compremos, entre junto con nosotros que la estaremos manipulando, en el hueco que le hemos asignado para su uso.

Dependiendo el modelo, puede incluir un soporte o utilizarse directamente sobre una mesa cualquiera. Aquí ya depende del espacio dónde la ubiquemos y del gusto de cada uno. Hay quienes prefieren una parilla sin soporte, porque prefieren comprar un mueble mono para el balcón y colocarla allí, otros prefieren no enrollarse y que ya venga lista para colocar en su sitio.

Son muy seguras, no necesitamos manipular ningún tipo de brasa caliente ni estar en contacto con bombonas de combustible. Su sistema de cocción eléctrico no elimina gases de combustión haciéndola aún más segura.

Como detalle de diseño, algunos modelos pueden utilizar piedras de lava en el depósito para distribuir mejor el calor. Las piedras de lava serían el carbón de las parillas eléctricas.

Recomendaciones

Les dejamos algunas recomendaciones que han aprendido los expertos luego de realizar varias parillas:

  • Calentar la parilla al máximo antes de poner la carne, para evitar que se vaya cociendo mientras la parilla se calienta, y tengamos una carne poco jugosa.
  • Siempre tener en cuenta el corte de la carne, grueso o delgado, para regular la temperatura. Debemos evitar darle la vuelta a los cortes de carne todo el tiempo, es preferible un corte más delgado que sepamos cocinar siendo el ideal 2 cm de espesor.
  • No pinchar la carne ni tampoco las verduras, solo vamos a lograr que pierdan sus jugos y se sequen. Mejor valernos de unas pinzas.
  • Para limpiarlas bastará con un trapo o bayeta húmeda, y de ser posible (y sin quemarnos), aun cuando la parilla esté tibia. Si no tiene la opción de desmontarse, no debemos por ningún motivo meterla bajo el agua.
  • Los utensilios como las pinzas, los guantes, el delantal, un cepillo, unos buenos cuchillos, bandejas; son también artículos importantes que debemos tener a mano a la hora de asar.

El favorito: Severin PG 8544

Práctica, bonita, sencilla y económica, como las parrillas a las que la marca Severin nos tiene acostumbrados.

Las medidas de su superficie de cocción son ideales 37 x 23 cm. La rejilla de cocción tiene un espacio adecuado entre las ranuras, pudiendo colocar alimentos muy angostos como salchichas o vegetales sin temor a que se escurran. Fabricada en acero cromado, evitaremos que los alimentos queden demasiado adheridos durante el cocinado.

Lo que les ha gustado a los expertos es el borde alto que recorre el perímetro de la parrilla, que evita todo tipo de salpicaduras o manchas; la hace ideal para terrazas, ya que podremos acomodarla contra una pared sin temor a que se manche y maximizando el espacio.

Su bandeja inferior es una muy buena ayudante de cocina, permitiéndonos apoyar allí y tener a mano, todo lo que necesitemos mientras asamos. Pero otro detalle que pasa desapercibido y también es de mucha ayuda, son los laterales que sobresalen de la parrilla, ya que nos sirven para apoyar los tenedores, pinzas o cualquier otro utensilio que utilicemos para manipular la carne.

La resistencia tiene un detalle de diseño, que aunque puede pasar desapercibido es muy útil. Tiene unas guías metálicas que atraviesan todas las vueltas, para que al colocarla sobre la base no se hundan con su propio peso con el paso del tiempo, y tengan peligro de entrar en contacto con el agua.

El termostato permite diferentes tipos de temperaturas y es muy potente con 2300 W, permitiendo asar en poco tiempo aunque tarda un poco hasta alcanzar la temperatura seleccionada. Los grados de la temperatura no están indicados, pero el detalle del gráfico sobre la perilla nos permite las temperaturas bajas, medias y altas, pudiendo variarlas dentro de cada rango. La luz piloto verde indica cuando el termostato está encendido o apagado.

Es muy sencilla de armar y totalmente desmontable. Rejilla, bandeja antigoteo, resistencia; se pueden quitar fácilmente sin desarmar por completo la parrilla, para una mejor limpieza.

Sus cuatro patas de apoyo le ofrecen una buena estabilidad, aunque para los expertos algunos tacos protectores en las puntas de las patas no estarían anda mal.

Los acabados son estándar, podemos optar por una parrilla con mejores acabados, claro que sí, pero debemos restarle prestaciones o estar dispuestos a pagarla más cara.

Otras opciones

Excelvan

Robusta, sólida y con buenos acabados para una parrilla de una marca muy versátil.

Con unas medidas de 38 x 25 cm para su superficie de cocción, lo que nos permite asar un pollo entero, algún corte de carne de buen tamaño o varias salchichas para algún cumpleaños de los niños.

El diseño de su rejilla para asar ayuda a distribuir el calor de forma uniforme por toda la superficie. No se trata de una rejilla con líneas paraleles y nada más, sino que tiene un entramado que facilita la entrada de calor por las aberturas, pero también se asegura que llegue a cada rincón de la parillas gracias a las uniones entre líneas verticales.

Además tiene dos niveles: las líneas verticales están elevadas por sobre el entramado, permitiendo que las grasas o aceites de los alimentos se escurran por los orificios obteniendo cocciones más sanas.

Por debajo de la parrilla está la bandeja antigoteo que junta todas las grasas y aceites de los alimentos, pero que también ayuda a proteger la resistencia y evitar que los alimentos caigan sobre ella y ocasiones el tan desagradable olor a quemado. Algunos expertos para minimizar los olores, suelen colocar un poco de agua en esta bandeja antes de comenzar a asar, incluso algunos afirman que luego es más fácil limpiarla.

Tanto la parrilla como la bandeja antigoteo se pueden extraer y limpiar de forma muy sencilla; la parrilla incluso cuenta con material antiadherente evitando que los alimentos se “peguen” y luego sea un suplicio quitarlos. Ambas son aptas para el lavavajillas o bien se pueden lavar a mano con una esponja suave y cuidando de no dañarla.

Tantos sus asas como el asa de la bandeja antigoteo son aislantes y evitarán algún accidente indeseado.

Con 1120 W de potencia y un termostato regulable de bajo a alto, pero que no especifica a cuántos grados lo estamos colocando.

Un consejo (y truco) del fabricante, recomienda que antes de colocar los alimentos, pre calentemos la parrilla durante 5 minutos.

Brentwood

Este modelo tiene la mayor parte de su superficie con unas barras de parrilla pero también tiene una zona de plancha lisa para poder cocinar distintos tipos de alimentos al mismo tiempo.

Debajo de ella tiene una bandeja metálica que junta toda la grasa que puedan ir soltando los alimentos que están en la parrilla. Es posible cocinar sin grasa y en interiores con esta parrilla.

Cuenta con un termostato ajustable y extraíble con indicador de luz LED. La parrilla tiene 1.200 vatios de potencia con un revestimiento antiadherente que permite que los alimentos no se peguen demasiado y que se pueda limpiar con facilidad.

George Foreman 22460-56

Lo bueno de esta barbacoa es su versatilidad de espacios, ya que podemos utilizarla con su pie de apoyo que alcanza una altura de alrededor de 90 cm, o quitarlo para apoyar la parrilla sobre cualquier otra superficie. Su diseño es robusto, sobrio, redondo y con tapa.

Si vamos a utilizarla en el exterior con el soporte, debemos buscar una superficie que sea lo más uniforme posible, puesto que puede moverse un poco mientras manipulamos la tapa o los alimentos.

Para su placa de alrededor de 40 x 40 cm2 los 1.600W de temperatura son más que suficientes para asar una gran cantidad de alimentos.

Su termostato junto con el indicador de temperatura incorporado en su tapa, permite controlar la temperatura interior sin necesidad de destaparla; y claro la tapa permite que los alimentos se cocinen a mayo temperatura, más rápido e impregnados de su propio aroma.

Quizás este modelo se asemeja más a un grill que a una parrilla, puesto que no lleva rejilla sino una placa antiadherente; pero que facilita mucho más la limpieza que una parrilla tradicional, ya que además es extraíble y cuenta con una bandeja antigoteo.

Si la queremos tener en nuestra terraza, tenemos que estar dispuestos a invertir algo más de $ 2.000 y podremos conseguir aparte una funda para su protección en el exterior.

Chefman

El fabricante de esta parrilla recomienda llenar de agua la base que hay debajo para evitar humos durante la preparación de la comida por lo que se puede utilizar dentro de las casas.

El utensilio tiene tres zonas diferenciadas con diferentes temperaturas. La zona central es la que adquiere mayor calor para cocinar carnes de ternera, cerdo o pollo. El tercio que está al lado del termostato es la parte que tiene menos temperatura para preparar pescados o verduras. Y la parte final de la parrilla es una zona media perfecta para preparar salchichas o hamburguesas. Es segura porque las asas de la parrilla no se sobrecalientan. Además tiene un modo de apagado automático.

Se desmonta en tres partes con facilidad y la parrilla superior y la bandeja de abajo se pueden meter en el lavaplatos.

Última actualización el 2019-09-17 at 23:57 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados